Iridio

HONGOS

El iridio es un elemento químico de número atómico 77 que se sitúa en el grupo 9 de la tabla periódica. Su símbolo es Ir. Se trata de un metal de transición, del grupo del platino, duro, frágil, pesado, de color blanco plateado. Es el segundo elemento más denso (después del osmio) y es el elemento más resistente a la corrosión, incluso a temperaturas tan altas como 2000 °C. Solo algunos halógenos y sales fundidas son corrosivas para el iridio en estado sólido, el iridio en polvo es mucho más reactivo y puede llegar a ser inflamable.[2] [3]

Fue descubierto en 1803 entre las impurezas insolubles del platino natural. Smithson Tennant, el primer descubridor, llamó al metal iridio en honor a la diosa Iris, la personificación del arcoíris, debido a los diversos y llamativos colores de sus sales. El iridio es uno de los elementos más raros en la corteza terrestre, con una extracción y consumo anual de tan solo tres toneladas. El 191Ir y el 193Ir son los dos isótopos naturales del iridio y también sus únicos isótopos estables, el 193Ir es el más abundante de los dos.[4]

Los compuestos de iridio más importantes son las sales y ácidos que forma junto con el cloro, aunque el iridio también forma una serie de compuestos organometálicos utilizados en la catálisis industrial y en investigación. El iridio metálico es usado cuando se necesita alta resistencia a la corrosión a altas temperaturas,[4] como en las bujías de gama alta,[4] crisoles para la recristalización de los semiconductores a altas temperaturas, y los electrodos[4] para la producción de cloro mediante el proceso de cloro-álcali. Los radioisótopos de iridio se usan en algunos generadores de radioisótopos.

La abundancia inusual de iridio en la capa de arcilla en el límite geológico K-T dio lugar a la hipótesis de Álvarez[5] [6] del impacto de un objeto supermasivo extraterrestre el cual habría sido la causa de la extinción de los dinosaurios y muchas otras especies hace 65 millones de años.[7] El iridio se encuentra en meteoritos en una abundancia muchísimo más alta que en la corteza terrestre.[6] Se cree que la cantidad total de iridio en el planeta Tierra es mucho mayor que la observada en las rocas de la corteza, pero como con otros metales del grupo del platino, la alta densidad y la tendencia de iridio para unirse con el hierro,osmio y el níquel, causa que la mayoría del iridio haya descendido debajo de la corteza, pasando este metal a formar parte de su núcleo cuando el planeta aún era joven y todavía estaba en estado fundido.[8]

El iridio es un elemento químico de número atómico 77 que se sitúa en el grupo 9 de la tabla periódica. Su símbolo es Ir. Se trata de un metal de transición, del grupo del platino, duro, frágil, pesado, de color blanco plateado. Es el segundo elemento más denso (después del osmio) y es el elemento más resistente a la corrosión, incluso a temperaturas tan altas como 2000 °C. Solo algunos halógenos y sales fundidas son corrosivas para el iridio en estado sólido, el iridio en polvo es mucho más reactivo y puede llegar a ser inflamable.2 3

Fue descubierto en 1803 entre las impurezas insolubles del platino natural. Smithson Tennant, el primer descubridor, llamó al metal iridio en honor a la diosa Iris, la personificación del arcoíris, debido a los diversos y llamativos colores de sus sales. El iridio es uno de los elementos más raros en la corteza terrestre, con una extracción y consumo anual de tan solo tres toneladas. El 191Ir y el 193Ir son los dos isótopos naturales del iridio y también sus únicos isótopos estables, el 193Ir es el más abundante de los dos.4

Los compuestos de iridio más importantes son las sales y ácidos que forma junto con el cloro, aunque el iridio también forma una serie de compuestos organometálicos utilizados en la catálisis industrial y en investigación. El iridio metálico es usado cuando se necesita alta resistencia a la corrosión a altas temperaturas,4 como en las bujías de gama alta,4 crisoles para la recristalización de los semiconductores a altas temperaturas, y los electrodos4 para la producción de cloro mediante el proceso de cloro-álcali. Los radioisótopos de iridio se usan en algunos generadores de radioisótopos.

La abundancia inusual de iridio en la capa de arcilla en el límite geológico K-T dio lugar a la hipótesis de Álvarez5 6 del impacto de un objeto supermasivo extraterrestre el cual habría sido la causa de la extinción de los dinosaurios y muchas otras especies hace 65 millones de años.7 El iridio se encuentra en meteoritos en una abundancia muchísimo más alta que en la corteza terrestre.6 Se cree que la cantidad total de iridio en el planeta Tierra es mucho mayor que la observada en las rocas de la corteza, pero como con otros metales del grupo del platino, la alta densidad y la tendencia de iridio para unirse con el hierro,osmio y el níquel, causa que la mayoría del iridio haya descendido debajo de la corteza, pasando este metal a formar parte de su núcleo cuando el planeta aún era joven y todavía estaba en estado fundido.8

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *