Ingeniería geofísica

La Ingeniería geofísica es la rama de la ingeniería que realiza la investigación, exploración, evaluación, explotación y aprovechamiento de recursos energéticos, minerales e hidrológicos, determina el impacto ambiental y los riesgos geológicos.

La Geofísica es la ciencia que estudia los campos físicos vinculados a nuestro planeta. Es decir, que estudia la Tierra mediante métodos de la física, de carácter indirecto, a fin de conocer su evolución y características actuales (geofísica pura) y también como herramienta de prospección de recursos (geofísica aplicada).

Podría decirse  que la geofísica es una  rama  común de la geología y la física. Comparte con  la primera  la búsqueda del conocimiento de las características de la Tierra y, con la segunda, la aplicación de métodos, técnicas  y principios  para  la investigación de las características bajo superficie. En términos  muy generales, el geólogo se sirve de la geofísica para  investigar indirectamente el subsuelo, es decir, todo lo que se encuentra   por debajo de la superficie y, consecuentemente, está oculto.

Por medio de la prospección geofísica se determinan, a partir de distintos aparatos, diferentes propiedades físicas y físico-químicas del subsuelo. El análisis de esas propiedades, la cuantificación de sus valores, la observación de la distribución de éstos, así como de la presencia o no de anomalías constituye, en conjunto, la investigación geofísica del subsuelo. Para poder “traducir” ese conjunto de valores físicos o físico-químicos a un modelo geológico será necesario contar con información geológica de contraste que, una vez integrada con los resultados  geofísicos, permita conocer cómo es el subsuelo.

A la vista de lo aquí  expuesto, la geofísica sensu  stricto sirve para  tener conocimientos sobre las características físicas de los materiales que forman  el subsuelo  y sobre las formas de análisis e interpretación de los resultados obtenidos tras la prospección geofísica de las diferentes propiedades de esos  materiales. La prospección geofísica aplicada, como  su propio nombre indica, no es más que la aplicación de la geofísica y los métodos geofísicos que permite efectuar un diagnóstico de la constitución del subsuelo por interpretación de unos documentos que son el resultado de unas mediciones y de unos cálculos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *