Infección nosocomial aumenta duración de la estancia hospitalaria

La infección nosocomial por Clostridium difficile aumenta la duración de la estancia en el hospital, en un promedio de seis días.

El C. difficile es la causa más común de diarrea infecciosa en el hospital y se calcula que el 10% de los pacientes infectados, morirán.

Los científicos realizaron un estudio retrospectivo observacional de cohortes analizando los datos de 136.877 ingresos al Hospital de Ottawa (ON, Canadá) entre el 1 de julio de 2002 y el 31 de marzo de 2009. Un total de 1.393 pacientes adquirieron la infección por C. difficile en el hospital durante este tiempo, y estos pacientes pasaron 34 días en el hospital, en comparación con ocho días para los pacientes que no tenían C. difficile. Sin embargo, los investigadores también encontraron que los pacientes que contrajeron la infección por C. difficile tendían a tener enfermedades que son más graves y eran más proclives a permanecer más tiempo en el hospital, de todos modos. Cuando se controló por el nivel de la enfermedad, mediante un modelo matemático, encontraron que las infecciones nosocomiales por C. difficile aumentaron la estancia hospitalaria en seis días.

En los análisis ajustados, el C. difficile, adquirido en el hospital, se asoció significativamente con el tiempo de alta, modificado por el riesgo basal de la muerte y el tiempo a la infección por C. difficile. Alan J. Forster, MD MSc, un científico sénior del Instituto de Investigación del Hospital de Ottawa (www.ohri.ca), dijo: “Creemos que nuestro estudio proporciona la medición más exacta, hasta el momento, del impacto de la infección nosocomial por C. difficile sobre la duración de la estancia hospitalaria. El C. difficile es un problema muy grave para los pacientes y para el sistema de salud. Sin embargo, las buenas noticias son que las herramientas como las utilizadas, en este estudio, nos han proporcionado información más exacta acerca de la infección por C. difficile de lo que alguna vez habíamos tenido y esto está ayudando a mejorar nuestros esfuerzos de prevención de infecciones y también para analizar su costo-efectividad”.

David Enoch, MRCPath, un microbiólogo consultor en los Hospitales Peterborough y de Stamford (Reino Unido), comentó en la misma revista: “Unas medidas de prevención y control estrictos son importantes para controlar la propagación de la enfermedad. La adhesión a las precauciones básicas basadas en la evidencia, pueden reducir rápidamente la transmisión de C. difficile y su mortalidad asociada. La vigilancia es fundamental para evaluar la eficacia de las intervenciones”. El estudio fue publicado en la edición de diciembre 2011 de la revista Canadian Medical Association Journal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *