Imprescindible libro sobre sectas: «Sectas, Democracia y Globalización, la falsa espiritualidad (Fragmentos)

Publicamos de manera provisoria una traducción del libro «La falsa espiritualidad», cuyas autoras serían las diputadas francesas Fournier y Picard (proviene de un lector que nos la hizo llegar)

Dada la importancia de los temas tratados en éste, creemos necesario sacarlo a luz pública.

«Las sectas son uno de los principales peligros que acechan a la democracia.

Algunos países han decidido dejar que se desarrollen con el pretexto de la libertad de expresión o la tolerancia religiosa: se puede hablar, a este respecto, de modelo «americano». Por fortuna, Francia no ha seguido ese camino. Hace tiempo que sabemos que las sectas no constituyen la expresión de una libertad, sino una amenaza para ésta: amenaza para la libertad individual, ya que las sectas practican la manipulación mental, aniquilan la libre determinación del individuo, y para las libertades públicas, debido a que pueden desestabilizar e incluso gangrenar todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural o social.

En Francia, los poderes públicos se mantienen en estado de alerta. Se han implementado estructuras de análisis, de formación y de vigilancia: el Observatorio Interministerial de las Sectas y la Misión Interministerial de Lucha Contra las Sectas [MILS]. El parlamento francés presta una atención constante al tema, puesto que se trata de un mal insidioso y permanente. En los últimos siete años se han elaborado dos informes parlamentarios: «Las sectas en Francia», en 1995 (informe del diputado Jacques Guyard) y «Las sectas y el dinero», en 1999 (informe del diputado Jean-Pierre Brard). La ley del 18 de diciembre de 1998, que tiende a reforzar el control de la obligación escolar, esta destinada a combatir el proselitismo sectario en materia escolar. La ley del 15 de junio de 2000 permite que las asociaciones de lucha contra las sectas ejerzan los derechos reconocidos a la parte civil. La ley del 12 de junio de 2001, «tendente a reforzar la prevención y la represión de los movimientos sectarios que vulneren los derechos humanos y las libertades» es la última manifestación de este empeño del legislador, que ha querido de este modo reforzar el arsenal del derecho penal.

La publicación de esta obra, que constituye un nuevo aporte al conocimiento del fenómeno sectario y a la necesaria toma de conciencia de los daños que causa, me llena de satisfacción. Deseo que todos los responsables hagan el mejor uso posible de ella y que los ciudadanos descubran una realidad acaso insospechada para ellos.

El interés específico del libro, que ofrece una extensa visión de las sectas a lo largo y ancho del mundo, radica en un enfoque original del fenómeno. Los autores nos muestran de qué modo se aprovechan las sectas de las nuevas reglas económicas, políticas y culturales que trae consigo la mundialización o globalización. Estas reglas debilitan al individuo y facilitan su manipulación. Crean asimismo nuevos ámbitos de intervención en el que las sectas pueden proliferar directamente, por medio de sus empresas transnacionales o penetrando organizaciones internacionales.

Esta labor de zapa mina la democracia, sus principios y sus valores, y se opone especialmente a nuestra concepción de la infancia, la educación y la laicidad.
Los lectores descubrirán, por tanto, que tras doctrinas presuntamente humanistas, se esconde el “totalitarismo” sectario y, en último término, que el velo de la felicidad disimula en realidad la esclavitud impuesta a sus víctimas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *