Importante proyecto de Jabad por los niños de Chernobyl

Importante proyecto de Jabad por los niños de Chernobyl
26.04.2011 20:09 |

Ver más imágenes»

A 25 años de la explosión en la estación de energía nuclear de Chernobyl, n Ucrania, las consecuencias de salud que enfrentan las nuevas generaciones siguen siendo tan graves como siempre. Al menos así lo describieron las comunidades judías que trabajan en la región afectada por lo que se considera el peor desastre ecológico hecho por el hombre en el planeta.
«Por supuesto Chernobyl no es algo que sucedió hace poco, pero todavía vemos sus efectos todos los días y la necesidad de seguir ayudando a los niños que viven en la región marcada por las Naciones Unidas como peligrosa o contaminada», comentó Yossi Swerdlove, director del proyecto Los niños de Chernobyl que lleva adelante el movimiento Jabad.
De acuerdo con científicos de las Naciones Unidas, Chernobyl fue «el accidente más grave que se produjo en la industria de la energía nuclear», que si bien dejó 30 muertos, se estima que cerca de 100.000 murieron como consecuencia de la contaminación radiactiva.
«La radiación es ciega e incluso 25 años después sigue teniendo graves efectos en los niños que viven en la región», dijo Swerdlove en declaraciones a The Jerusalem Post.
Incluso, el representante de Jabad sostuvo que la radiación “todavía es un veneno en el aire y los niños ingieren la radiación, lo que significa -entre otros problemas de salud- que su sistema inmunológico está totalmente disparado”.
Swerdlove, cuya organización ha llevado a más de 2.730 niños de la zona afectada a Israel desde que se formó en 1991, explicó que una vez que los chicos llegan a “una zona limpia” recién se les da de comer vegetales y se les da atención médica determinada.
«No es fácil salir, a menudo se enfrentan a una gran cantidad de burocracia en Ucrania, Bielorrusia y Rusia», dijo Swerdlove en referencia a la trabas que la organización enfrenta para trasladar a los chicos.
No obstante, el director apuntó que aproximadamente el 50 por ciento de los niños que viajan a Israel terminan quedándose para siempre.
«La gente no es consciente de lo difícil de la situación que se vive en la zona de Chernobyl y que muchos de los niños son huérfanos porque sus padres murieron a causa de las complicaciones de la lluvia radiactiva», dijo.
Asimismo, Swerdlove apuntó que «los niños también se enfrentan a problemas como enfermedades de la tiroides, que pueden conducir al cáncer y otros problemas de salud, donde es difícil saber si están relacionados con el accidente de Chernobyl o no”.
“Todavía estamos dando pasos de bebé en la comprensión de los efectos (de Chernóbil) y nadie sabe realmente cuáles son los efectos a largo plazo», agregó.
Por su parte, Sharon Dolev del Movimiento por un Oriente Medio libre de armas nucleares, consideró que lo ocurrido en Chernobyl y ahora (en Japón con la central nuclear de Fukushima) debe ser una lección clara acerca de los peligros de la energía nuclear».
Dolev dijo que cree que cualquier plan para construir un reactor nuclear para mejorar la producción de electricidad de Israel sería un error.
«Estamos sentados sobre la falla sirio-africana, a la espera del próximo gran terremoto y todos hemos visto en las últimas semanas, lo que sucede cuando hay un gran terremoto», advirtió.
Dolev señaló que Israel ya cuenta con dos reactores nucleares «y nadie sabe lo que realmente está sucediendo con ellos porque están ocultos detrás de la excusa de la seguridad de los ciudadanos (de Israel)».

__._,_.___

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *