Imam Mahmud Husain: Réplica a «A refleccionar»

El dom 12-ago-12, Imam Mahmud Husain <shalhus@yahoo.com.ar> escribió:

 

Jorge, te pido que, así como difundiste ese mensaje pidiendo una reflexión (que yo he hecho con todo lo dicho), como derecho a réplica, difundas, a todos los que se lo mandaste, mi reflexión que está a continuación.

Imam Mahmud Husain

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

La paz sea con los amantes de la paz y no con los que se disfrazan de amantes de la paz con una piel de cordero.

 

Considero tendencioso a este mensaje, que esconde a los verdaderos enemigos de la paz detrás de un mensaje de paz, y que destila odio contra los musulmanes. Es proverbial el fanatismo europeo (ya me referiré a él) contra “lo otro”, como por ejemplo el Islam y vivir en paz. Su odio y fanatismo quedaron evidenciados a través de la historia. ¿A quienes no nombra especialmente este mensaje?: a los sionistas, y otros a quienes tampoco nombra, he aquí su listado: Los que arrojaron las bombas atómicas en Japón, los que bombardearon Dresden después de que Alemania ya estaba vencida y sin resistencia alguna (cuatro ataques aéreos, más de mil bombarderos pesados, 4.000 toneladas de bombas, y matando a miles de ciudadanos indefensos, aparte de los bombardeos sobre ciudades abiertas como Tokio con 100.000 muertos, y Hamburgo con 40.000); los que mataron en Argelia a un millón de musulmanes que luchaban por su independencia, los que bombardearon Vietnam con armas químicas y bacteriológicas y con gas defoliante cuya consecuencias todavía perduran, los que destruyeron Irak bombardeando a su población civil con todo tipo de armas atroces, entre ellas bombas atómicas «empobrecidas» que todavía siguen destruyendo a la población con nacimientos deformes y enfermedades letales, los que construyen esas armas porque no confían en la paz y el diálogo aunque los proclamen, los que en Afganistán bombardean poblaciones civiles y envían aviones no tripulados para liquidar a esas poblaciones como escarmiento por el hecho de existir y defender su identidad, los que atacan de vez en cuando a la población civil de Pakistán en la frontera con Afganistán matando a cientos, los que en Somalia arrasaron con poblaciones enteras para «combatir a los terroristas», los que hace poco en Libia destrozaron el país y mataron a cientos de miles (como lo siguen haciendo ahora) para robar su dinero y su petróleo, además de su agua, los que en Palestina matan sin límite con el beneplácito de sus aliados, EEUU y Europa, y en la última calamidad bombardearon con fósforo a los civiles en sus casas, y en las escuelas, y todo lugar, civiles a los que el vestido de cordero del mensaje que condeno por falaz y tendencioso considera enemigos de la paz porque defienden sus derechos y su identidad. ¿Y si vamos para atrás en la historia?: ¿Qué tal la invasión de América por los europeos con la secuela de millones de víctimas de «la cruz y la espada»? ¿Qué tal la guerra del opio promovida por los ingleses en China entre 1839 a 1860, con intervalo, con el contrabando de opio, lo que introdujo también España en China, y contaminando así a la población solamente porque los ingleses le debían una deuda colosal a China y así se resarcían? ¿Y el imperialismo europeo en África? Y los diamantes sangrientos que explotan hasta el día de hoy en condiciones infrahumanas, y los crímenes en Sudáfrica con la colaboración de Israel, y las invasiones yanquis a países de América para imponerles su régimen, y la intervención en sus políticas internas, etc., etc., etc.? Lo que hoy quieren en Siria y después en Irán es la misma historia: FANATISMO POR EXPANDIR SU MODO DE VIDA BASURA A OTROS PUEBLOS PROCLAMANDO LA DEMOCRACIA Y LA PAZ, Y LA DEFENSA DE LOS DERECHOS HUMANOS (ARGUMENTO ULTIMAMENTE UTILIZADO) Y ALIÁNDOSE CON LOS RETRÓGRADAS, CRIMINALES Y TIRANOS DE CADA REGIÓN, COMO LOS PETROLEROS DE ARABIA SAUDITA Y LOS DEL GOLFO, Y LOS TIRANOS DE AMERICA LATINA, E IMPONIENDO LA VIOLENCIA PORQUE SON DUEÑOS DE LAS ARMAS. Sin considerar el negocio de la droga y de la industria química que ellos manejan y dicen combatir (en el caso de la droga), mientras que se alían a los carteles productores y distribuidores. La visión del mundo que tienen los europeos y yanquis es la del mercader de Venecia, o aún peor, y su ideología es la violencia y el horror como lo muestran bien patentemente los yanquis en sus series televisivas, enseñando a nuestros niños su modo de vida basura (no solo tratando de alimentarlos con comida basura). A eso llaman «modo de vida (norte) americano» basado en la alienación, la inmoralidad, el adulterio, la homosexualidad (que hoy resultó ser un «derecho humano» y no una perversión a ser ocultada como en cualquier sociedad regular), el crimen organizado, la discriminación racial, social y económica, la violación del derecho de los pueblos, etc., etc., etc. La idea de una falsa proclama de la paz y los derechos humanos es para tapar todos estos atributos y que siga el plan satánico de dominio del mundo por medio de la violencia y la criminalidad
La raíz de todos estos males es la visión maniquea que tienen los discriminadores, que dividen a la humanidad entre buenos y malos, donde ellos ocupan el mejor lugar, el del «pueblo elegido». NO HAY PUEBLO ELEGIDO HAY HUMANIDAD ELEGIDA, E INDIVIDUOS SELECTOS O ELEGIDOS QUE SON LOS PROFETAS (P) MAESTROS DE LA HUMANIDAD TODA, NO DE UNA PARTE DE ELLA. DIOS NO QUIERE ELEGIDOS Y CONDENADOS, QUIERE A TDOS ELEGIDOS PORQUE SON SUS CRIATURAS Y ÉL NO FRACASA EN LA CREACIÓN, DE ÉL SOLO PROVIENE EL BIEN NUNCA EL MAL POR LO CUAL SUS CRIATURAS SON TODAS BUENAS POR NATURALEZA, SUS PADRES (LA CULTURA QUE LES TRANSMITEN) SON LOS QUE LOS ARRUINAN. Moisés (P) enseñó que si los judíos cumplieran la Ley serían benditos (no usó la palabra «elegidos») y que si no la cumplieran serían malditos debido a sus propias obras. Yo creo que hoy los sionistas son malignos debido a sus propias obras, debido a las maldades que esparcen, excepto los judíos que todavía esperan al Mesías (P), y no creen que el estado de Israel sea el Mesías, ni que propicie su venida, sino que es un desvío y error de los sionistas que pervirtieron al judaísmo. El mal que les causaron los europeos que lo paguen los europeos. No son los musulmanes sus enemigos sino los fascistas europeos, y en definitiva los europeos, por cultura, son fascistas por naturaleza.

 

Sin embargo, condeno, también, a los extremistas musulmanes, sean llamados «yihadistas», «salafistas», «hermanos musulmanes extremos», «al-qaida», o cualquier otra denominación extremista, porque como los sionistas (de los que son su réplica en el Islam) pervierten la fe del Islam. Esto no significa que sean los musulmanes los únicos extremistas porque el autor del mensaje que rebato es un extremistas judío, es decir un sionista, como lo son los “cristianos renacidos”, los que queman mezquitas en EEUU, los que matan a los creyentes (como en el último atentado contra un templo sikh por parte de un ex marin), los inquisidores de la iglesia católica que arrasaron contra cristianos (los templarios, por ejemplo) judíos y musulmanes, inquisidores que eliminaban a los científicos por ser científicos, etc. ¿No es una buena reflexión recordar la inquisición? Hoy es suplantada por “la guerra preventiva” de los nazis del pentágono que conducirán a su país al colapso total. ¿No es una buena reflexión la del castigo de Dios que están recibiendo Europa y EEUU, donde más se creen poderosos, en la economía, lo que recién comienza, y que lamentablemente afecta a los pobres?  

 

Espero que algunos se sientan ofendidos, porque es la mejor manera de aprender y rectificarse, ya que lo que se ofende es su ego. El Señor nos pide reflexionar sobre la verdad, sin temor a los opresores del mundo.

 

Imam Mahmud Husain

shalhus@yahoo.com.ar

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

El vie 10-ago-12, Jorge Sánchez <jorsancas1945@yahoo.com.ar> escribió:

 

Vale saberlo y considerar nuestra posición, en la vida, con relación al hermano que no profesa lo mío, no piensa como yo, amante del poder y alimento por los mercantes de armas, satisfaciéndolos comprando…

 

x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x-x

 

Una opinión sobre los fanáticos

 

El autor de este mensaje es el Dr. Emanuel Tanay, un conocido y muy respetado psiquiatra.

 

Un hombre, cuya familia pertenecía a la aristocracia alemana antes de la Segunda Guerra Mundial, fue propietario de una serie de grandes industrias y haciendas. Cuando se le preguntó ¿cuántos de los alemanes eran realmente nazis?, la respuesta que dio puede guiar nuestra actitud hacia el fanatismo. «En verdad, muy pocas personas eran nazis, pero muchos disfrutaban de la devolución del orgullo alemán y, muchos más, estaban demasiado ocupados para preocuparse. Yo era uno de los que sólo pensaba que los nazis eran un montón de tontos.

 

Así, la mayoría simplemente se sentó a dejar que todo sucediera. Luego, antes de que nos diéramos cuenta, los nazis eran dueños de nosotros, se había perdido el control y el fin del mundo había llegado.

 

Mi familia perdió todo. Terminé en un campo de concentración y los Aliados destruyeron mis fábricas…”

 

Se nos dice que la gran mayoría de los musulmanes sólo quieren vivir en paz. El hecho es que, en este momento de la historia, los fanáticos dominan el Islam. Son los fanáticos los que marchan.

 

Se trata de los fanáticos los que producen guerras.

 

Se trata de los fanáticos que, sistemáticamente, masacran cristianos o grupos tribales en África y se van adueñando, gradualmente, de todo el continente en una ola islámica. Estos fanáticos son los que ponen bombas, decapitan, asesinan. Son los fanáticos los que toman mezquita tras mezquita.

 

Se trata de los fanáticos los que celosamente difunden la lapidación y la horca de las víctimas de violación y los homosexuales. Se trata de los fanáticos que enseñan a sus jóvenes a matar y a convertirse en terroristas suicidas.

 

El hecho cuantificable y duro es que la mayoría pacífica, la «mayoría silenciosa» es intimidada e imperceptible.

 

La Rusia comunista estaba compuesta por rusos que sólo querían vivir en paz. Sin embargo, los comunistas rusos, fueron responsables por el asesinato de cerca de 50 millones de personas. La mayoría pacífica era irrelevante.

 

La enorme población de China era pacífica pero, los comunistas chinos, lograron matar la asombrosa cifra de 70 millones de personas.

 

El individuo japonés medio, antes de la Segunda Guerra Mundial, no era un belicista sádico. Sin embargo, Japón, asesinó y masacró, en su camino hacia el sur de Asia Oriental, en una orgía de muerte que incluyó el asesinato sistemático, a 12 millones de civiles chinos, la mayoría por espada, pala y bayoneta.

 

Y, ¿quién puede olvidar a Ruanda, que se derrumbó en una carnicería? ¿Podría no ser dicho que la mayoría de los ruandeses eran ‘amantes de la paz’?

 

Las lecciones de la historia son con frecuencia increíblemente simples y contundentes, sin embargo, para todos nuestros poderes de la razón, muchas veces, perdemos el más básico y sencillo de los puntos: Los musulmanes amantes de la paz se han hecho irrelevantes por su silencio.

 

Los musulmanes amantes de la paz se convertirán en nuestro enemigo si no se pronuncian, porque al igual que mi amigo de Alemania, se despertarán un día y encontrarán que los fanáticos los poseen y el fin de su mundo habrá comenzado.

 

Los alemanes, amantes de la paz, japoneses, chinos, rusos, ruandeses, serbios, afganos, iraquíes, palestinos, somalíes, nigerianos, argelinos, y muchos otros han muerto a causa de que la mayoría pacífica no se pronunció hasta que fue demasiado tarde.

 

En cuanto a nosotros, que somos espectadores ante los eventos en desarrollo, debemos prestar atención al único grupo que cuenta: los fanáticos que amenazan nuestra forma de vida.

 

Por último, cualquiera que dude que la cuestión sea grave y elimina este mensaje sin reenviarlo, está contribuyendo a la pasividad que permite a los problemas expandirse.

 

¡Por lo tanto, extiéndete un poco a ti mismo y envía esto una y otra vez! Esperemos que miles de personas, en todo el mundo, lean y piensen sobre él. Antes de que sea demasiado tarde.

 

Emanuel Tanay, M.D.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *