Imágenes de la lobotomía y la catatonía

Luego de un breve viaje -única manera de no entrar al blog- nos encontramos en nuestro jugoso ‘blogroll’ con la interesante entrada de Miriam Posner acerca de las fotografías tomadas por Walter Freeman, el cirujano que se especializó en lobotomías en la Norteamérica de mediados del pasado siglo -parece tan lejos en el tiempo al decirlo así aunque es tan cerca y, de hecho, debiera ser intemporal y omnipresente en el terreno ético-. Posner, estudiante postdoctoral de Emory University, en su blog Academitron ofrece dos interesantes entradas sobre el tema: ‘Writing about lobotomy photographs’ y ‘Walter Freeman’s photographic forebears’, donde comenta las fotografías que publicó Freeman en su libro Psychosurgery in the Treatment of Mental Disorders.

Debemos esta noticia al blog h-madness, donde se proporciona un enlace para el slideshow correspondiente, con varias de las fotografías tomadas antes y después del procedimiento. Por supuesto, la primera de cada par muestra al paciente desaliñado, desgarbado, institucionalizado incluso. La segunda es tras algún tiempo, reinsertado el paciente en su entorno familiar ya y debidamente acicalado -pero queda documentada la gestualidad-. Sobrecoge la información que brinda Posner acerca de que, en su afán de tomar una mejor placa durante la cirugía, Freeman habría descuidado a un paciente, el que finalmente falleció.

En realidad, y valiéndonos ahora como pretexto del tema iconográfico, hace ya buen tiempo deseábamos recomendar y encomiar al excelente blog del Dr. Óscar Martínez Azumendi: Imágenes de la Psiquiatría. Ahora nos ha motivado para llegar a este procrastinado elogio su excelente serie fotográfica sobre la catatonía, que se desarrolla a lo largo de nueve solventes y detalladas entradas. Imágenes éstas, las que nos proporciona su acertado facilitador, que nos permiten tener un concepto más acabalado de este peculiar cuadro psicopatológico, cada vez menos frecuente aunque hay que reconocer también que no lo buscamos sistemáticamente en el cotidiano quehacer, y donde es imprescindible el registro visual para apreciar detalles que de otra manera nunca atisbaríamos. Hay que tener mucha entrega y versación para llevar adelante un blog temático y el Dr. Martínez, reconocido psiquiatra vasco, tiene ese enorme mérito -entre otros por cierto- que desde aquí saludamos humilde pero muy encarecidamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *