Iglesia en Hamburgo convertida en mezquita

La antigua iglesia evangélica luterana Kapernaumkirche de la ciudad alemana de Hamburgo ha sido comprada por la comunidad musulmana y ha sido comprada por Nour Islamic Center y transformada en la mezquita.

Los dirigentes de la iglesia luterana afirman que han tenido que vender la iglesia por falta de asistencia. El portavoz de la comunidad musulmana, Daniel Adbin, ha declarado que nunca han buscado una iglesia en particular y que durante 20 años han rezado en un garaje subterráneo.

Adbin no recuerda a la prensa que el mismo Corán invoca a los devotos musulmanes que construyan sobre los templos y lugares sagrados de otras religiones, considerados lugares de profanación: Y así los descubrimos para que supieran que lo que Alá promete es verdad y que no hay duda respecto a la Hora. Cuando discutían entre sí sobre su asunto. Dijeron: “¡Edificad sobre ellos! Su Señor les conoce bien». Los que prevalecieron en su asunto dijeron: «¡Levantemos sobre ellos un santuario!” (Corán 18:21)

 

Según informes de prensa, 800 iglesias fueron cerradas en Alemania desde 1990. Sin embargo, esto no es un fenómeno exclusivo de Alemania. Hace mucho tiempo que los representantes de la Iglesia cristiana en Francia dio la voz de alarma por el mismo motivo: más personas están abandonando la fe tradicional de Europa.

 

Según Roman Silantiev, profesor de la Universidad Estatal de Lingüística de Moscú y erudito islámico, considera que los acontecimientos en Hamburgo y Alemania muestran la caída del cristianismo en Occidente y de los valores de un mundo que está cambiando rápidamente, y no en el buen sentido. Es una derrota simbólica para Occidente, que era considerado el más progresista, que afirmaba la supremacía mundial, y ahora sale de su lugar sin luchar.

 

Según él, todo esto va a causar una negación de los valores cristianos europeos, que serán reemplazados -contrariamente a las expectativas de los ateos- no por tradiciones seculares, sino por musulmanas.

Fuentes: ReligionenLibertad.com – AJS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *