Idioma manchú

El idioma manchú es una de las lenguas tunguses de la familia altaica. En la actualidad es una lengua al borde de la extinción, quedando menos de cien hablantes nativos. Aunque los manchúes constituyen una de las etnias reconocidas oficialmente en laRepública Popular China y el número total de manchúes se estima en torno a los diez millones, en la actualidad la inmensa mayoría de ellos habla el chino mandarín como lengua materna. Los manchúes se localizan geográficamente en las provincias chinas de Heilongjiang, Liaoning y Jilin en el nordeste de China, en la región tradicionalmente designada en Occidente con el nombre de Manchuria.

Aunque el manchú propiamente dicho se encuentra al borde de la extinción, existen aún 40.000 hablantes de sibe (o xibo, en chino), lengua prácticamente idéntica al manchú clásico, hablada en la actual Región Autónoma Uigur de Xinjiang en el extremo occidental de China. Esta similitud lingüística se debe al origen manchú de los sibe. Pero la lejanía geográfica ha hecho que los sibe hayan desarrollado una identidad étnica diferenciada de los manchúes y, en la clasificación oficial de etnias en la República Popular China, se les considera una etnia diferente. A pesar de esto, muchos lingüistas consideran al sibe y al manchú actuales variantes de una misma lengua. En todo caso, el número tan reducido de hablantes nativos hace difícil cualquier estimación científica del grado de proximidad entre ambas variedades lingüísticas.

El manchú es una lengua aglutinante, que muestra una considerable armonía vocálica. Deriva de la lengua del antiguo pueblo de los yurchen, para los que Hung Taiji, el primer emperador de la dinastía Qing, creó una nueva identidad nacional acuñando el nombre «manchú», sobre cuya etimología existen varias teorías.

La interacción de los yurchen/manchúes con los pueblos vecinos se dejaría sentir en la evolución del idioma manchú, que fue junto con el chino oficial durante la época de la dinastía Qing, y adoptaría muchos préstamos lingüísticos del mongol y del chino

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *