HOMEOPATÍA UNICISTA Y HOMEOPATÍA PLURALISTA/COMPLEJISTA.

Él médico homeópata UNICISTA es el legítimo heredero y fiel seguidor del edificio monumental que creó SAMUEL HAHNEMANN, ordenado a la ciencia y arte de curar según el PRINCIPIO DE SIMILITUD y el respeto a la FUERZA VITAL. Establece como su trabajo el Hallar UN SÓLO MEDICAMENTO para cada paciente, que refleje la «ACTITUD VITAL» que hace posible su enfermedad y no la variedad de síntomas que semejan sólo las ramas y no las RAÍCES del proceso mórbido integral. Desde la segunda mitad del presente siglo se ha desarrollado en centroeuropea una tendencia a pervertir el legado de SAMUEL HAHNEMANN en la homeopatía. Con un enfoque totalmente empírico sin ninguna base racional, seria, sistematizada, han aparecido algunos que con el nombre de «complejitas» usan un cóctel de medicamentos homeopáticos sin ningún criterio hahnemaniano, y medican para un rótulo de enfermedad a la manera de los alópatas. Dan varios remedios en espurias fórmulas compuestas que se expenden libremente en las farmacias como «panaceas homeopáticas» para el estreñimiento, la obesidad o el resfriado. SAMUEL HAHNEMANN dejó claramente establecido en el «ÓRGANO»; parágrafo 273 (g273) que «… no es necesario dar más que un medicamento por vez a cada paciente.» Con respecto al denominado «pluralismo» que, si bien no es tan grosero en su terapéutica como los complejitas, igual no medica para la totalidad vital del paciente (g 213 del ORGANON) y mucho menos con preeminencia de lo afectivo-mental (g 211). A veces tampoco respetan la administración de un único remedio dejando el suficiente compás de espera hasta la próxima prescripción (g 276, g 247 y g 246 del ÓRGANON). El verdadero médico homeópata UNISISTA, el fiel seguidor de todos los postulados de SAMUEL HAHNEMANN y muchos de sus brillantes y esforzados continuadores ( J. Kent, C. Hering, Von Lippe, Von Boenninghausen, Grimmer, Nash, Allen, etc.) es el que interroga larga y minuciosamente a su paciente (una hora o más), indagando acerca de toda su vida, a la manera del antiguo médico de familia. Luego prescribe UN SÓLO MEDICAMENTO POR VISITA, o el mismo con el SUFICIENTE TIEMPO DE ESPERA. Siempre insistirá el verdadero médico homeópata en la curación de la enfermedad siempre que se pueda acceder al profundo dinamismo heredado, desde el cual se reproducen todas las enfermedades. Curación para el verdadero homeópata es RECONCILIACIÓN ARMÓNICA CON LA EXISTENCIA, MADUREZ del hombre con su entorno y no sólo la ausencia de sintomatología.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *