Historias del príncipe de las tinieblas-Sembrar la discordia

El demonio caminaba por un sendero que cruzaba dos campos muy grandes en donde había unos labradores en plena vendimia.

«Voy a sembrar un poco de aquello que gusta tanto a los seres humanos: tener siempre la razón» -pensó.

Se puso un sombrero cuya mitad derecha era verde y la izquierda amarilla.

-¡Seguidme si queréis encontrar un tesoro! -Gritó a los campesinos. Después, se escondió detrás de un árbol.

Los trabajadores corrieron hacia el sendero.

-Vamos a seguir al señor del sombrero verde -dijeron los hombres del campo de la derecha.

-¡Queréis engañarnos: debemos seguir a un tipo que lleva un sombrero amarillo! -gritaban los hombres del campo de la izquierda.

La disputa empeoró. Al cabo de media hora, los labradores habían olvidado el tesoro y se mataban a golpes de hoz para ver quién tenía la razón sobre el color del sombrero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *