Historias de Rom Rusos El Profeta Elías y el fuego

«Cuando nuestros ancestros vivían en caravanas y se advertía la llegada de una tormenta eléctrica, ellos imploraban al Profeta Iliia que mandara los relámpagos lejos del campo, porque el Profeta Iliia tiene poder sobre el fuego. Un día él estaba ofreciendo el sacrificio a O Del, y comenzó a llover tan fuerte que el altar quedó completamente inundado y él no podía encender el fuego sobre éste. Entonces ordenó a un rayo que cayera sobre el sacrificio y lo quemase, y en el momento, una centella con un fuerte trueno cayó sobre el altar quemando toda la ofrenda, dejando sólo cenizas. Desde entonces, el Profeta Iliia tomó el comando sobre las tormentas, y hacía llover cuando él quería, o que no lloviera mas hasta que él lo comandase. Un día él deseó ir al cielo, y ordenó que un torbellino de fuego lo llevara, y desde entonces, él comanda las tormentas desde el cielo. Por eso nuestros gitanos desde la antigüedad, cuando se aproxima una tempestad, pedimos al Profeta Iliia que tenga misericordia y se la lleve lejos».

Por Toma, un gitano kalderash de la Argentina, de los gitanos que inmigraron desde Rusia.

Esta historia indudablemente tiene su origen en el relato bíblico de la oferta del Profeta Elías (1Reyes 18:35-38), su poder sobre la lluvia (1Reyes 17:1) y su ascensión al cielo (2Reyes 2:11). Elías era un Profeta del Reino de Israel del Norte, pueblo que después fue deportado por los asirios hacia Media, y desde allí llegaron a la India. Esta es una tradición oral que pasó de generación en generación, y la característica de Elías como el Profeta del fuego no se enseña en las iglesias cristianas ‒ y Elías no ha sido nunca un argumento muy tratado en los sermones. Esta imagen corresponde a la simbología hebrea. Debemos recordar que los gitanos no tenían conocimiento de la Biblia escrita hasta tiempos muy recientes. La manera en que los gitanos asocian al Profeta con su poder sobre relámpagos y tormentas es sorprendentemente judaica.

Gitanas y drabarimós

«Por qué las gitanas van a drabarimós? Un día, O Del advirtió a los gitanos que debían dejar el país porque Él estaba por castigar al rey de los payos y a su gente. Los gitanos ancianos estaban preocupados, porque no tenían medios para el viaje. Entonces, O Del dijo: ‹Obtendréis todo lo que os hace falta para el viaje si mandáis vuestras mujeres a pedir a las payas joyas y ropa, y ellas os darán también alimentos, porque Yo les amansaré la mente y no negarán nada de lo que vuestras mujeres les pidan. Entonces tomaréis de ellas lo que necesitáis para afrontar vuestro peregrinar en la tierra›. Este es un mandamiento que mantenemos desde la antigüedad, porque aún no hemos terminado nuestro viaje…».

Por Fardi, un gitano kalderash de la Argentina, de los gitanos que inmigraron desde Rusia.

Términos:
Drabarimós es la costumbre de salir a adivinar la suerte para obtener en cambio dinero o cosas.
Payos son los no-gitanos.
Esta historia no tiene paralelo en ninguna tradición y ningún origen posible fuera de las Escrituras: Éxodo 3:21-22 y 12:35-36, donde Moisés dio éstas instrucciones a los hebreos por orden de Dios. Este evento de la Biblia difícilmente se puede oír el las iglesias cristianas, y una explicación tan detallada no puede proceder sólo de oídas en el ambiente cristiano.

Hay muchos relatos como este entre los gitanos en todo el mundo. Por el contrario, no hay ninguna tradición oral que pueda ser relacionada con ningún evento, real o mítico, de los pueblos de la India.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *