HIPOTENSION ORTOSTATICA

¿Qué es la hipotensión ortostática?

La hipotensión ortostática es una caída repentina en la presión sanguínea que se produce cuando una persona asume una posición de pie. Es debido a una lesión del bucle barorreflejo, que detecta un cambio en la presión arterial y se ajusta la frecuencia cardíaca y activa fibras simpáticas del sistema nervioso que causa que los vasos sanguíneos y la presión arterial estrecho correcto. También puede ser causado por hipovolemia (una disminución en la cantidad de sangre en el cuerpo), como resultado del uso excesivo de diuréticos, vasodilatadores, u otros tipos de fármacos, deshidratación o reposo prolongado en cama. El trastorno puede estar asociado con la enfermedad de Addison, diabetes y ciertos trastornos neurológicos, incluyendo atrofia multisistémica con hipotensión ortostática (antes conocido como el síndrome de Shy-Drager), neuropatías autonómicas del sistema, y disautonomías otros. Los síntomas, que generalmente ocurren después de pie rápidamente, incluyen mareos, aturdimiento, visión borrosa y síncope (pérdida temporal de la conciencia).

¿Existe algún tratamiento?

 

Cuando la hipotensión ortostática se debe a hipovolemia debido a los medicamentos, la enfermedad puede ser revertido mediante el ajuste de la dosis o al interrumpir la medicación. Cuando la afección es causada por el reposo prolongado en cama, la mejoría puede ocurrir por sentado vez con mayor frecuencia cada día. En algunos casos, contrapresión física tal como manguera elástica o de todo el cuerpo se adapte inflables pueden ser requeridos. La deshidratación se trata con sal y líquidos. Los casos más graves se pueden tratar con fármacos, tales como midodrina, para elevar la presión sanguínea.

 

¿Cuál es el pronóstico?

 

El pronóstico para los individuos con hipotensión ortostática depende de la causa subyacente de la enfermedad.

 

¿Qué investigación se está haciendo?

 

El NINDS apoya la investigación sobre enfermedades como la hipotensión ortostática neurogénica por objeto aumentar la comprensión científica de la enfermedad y encontrar maneras de tratar y prevenir la misma.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *