Hermanarico

Hermanarico (??, 265-??, 375)) fue rey (350-375) de los ostrogodos, y Jordanes, en su libro De origine actibusque Getarum, indica que fue hijo y sucesor de Achiulfo.1 Su carácter histórico no deriva de ser mencionado por Jordanes, sino por ser citado como rey por fuentes romanas contemporáneas. Así, Amiano Marcelino indica en su Res Gestarum que fue un rey greutungo, el pueblo del cual los ostrogodos eran descendientes directos.2

Como rey gobernó un extenso reino situado en la actual Ucrania, con capital en Kiev.[cita requerida] En el nordeste incluía el país de los fineses, que habitaba en el llano del río Oka y del Volga, en el noroeste al país de los eslavos, hasta el área de la fuente delDniéster, el Vístula y el Daugava. Al este del Don tenía a los alanos como vecinos, y al oeste del Dniéster a los visigodos. De todos modos, el reino de Hermanarico, aunque extenso, no se podía comparar en ningún modo con el Imperio romano, pues no tenía ciudades, ni un gobierno realmente organizado.

La población, que había sido traída gradualmente por Achiulfo y Hermanarico, era principalmente sármata, escita o gépida, sometidos a los ostrogodos por la fuerza. Pero los ostrogodos nunca se mezclaron con la población autóctona de eslavos ni con los pueblos conquistados.[cita requerida] Los trataban como esclavos. De hecho, los ostrogodos usaban la palabra eslavo [cita requerida] con el sentido de prisionero o esclavo, y éste es precisamente el origen de la palabra esclavo. Una pequeña aristocracia ostrogoda gobernaba a toda la población. Ésta tenía que pagar algunos impuestos y realizar el servicio militar para el rey, y en compensación copaban el gobierno y las judicaturas.

Alrededor del 370 aparecieron en las fronteras ostrogodas los primeros jinetes hunos. Los ostrogodos luchaban de forma parecida, pero al final siempre salían derrotados en todas las escaramuzas. Desde entonces hasta 375, los hunos provocaron un baño de sangre en el país, Gothiscandza que fue prácticamente desintegrado como tal. Ya anciano, herido y totalmente desesperado por la desaparición de su reino, Hermanarico decidió suicidarse. Le sucedió Vitimiro, un miembro de su familia. Tras su muerte, los ostrogodos y visigodos se separaron definitivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *