HECHOS DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL (1939-1945)

Dado los antecedentes que produjeron que la situación se fuera agravando, Alemania acentuó su presión, Polonia siguió negándose a ceder, Inglaterra y Francia continuaron apoyándola, aunque tratando de lograr un apaciguamiento. No tardó en estallar el conflicto.

El 1 de Septiembre, La Gran Bretaña se consideraría en guerra con Alemania. La guerra entre las potencias occidentales y Alemania había comenzado. Contra lo esperado y lo previsto en el tratado germano-italiano, Italia no entraba en la guerra; pero no declaraba , sin embargo, la neutralidad.

La guerra, en su primera fase, fue una típica guerra europea; Esta primera coalición es poco numerosa; en ella figuran solo Inglaterra, Francia y Polonia. Hitler comenzó por someter a Polonia.

Esto era relativamente fácil para los Alemanes, ya que contaban con una superioridad numérica, de material, mandos y preparación. Además, la situación estratégica era absolutamente favorable a Alemania: sus territorios, desde Prusia Oriental a Silesia y Eslovaquia, rodeaban al territorio Polaco.

Así pues comenzó Hitler con toda tranquilidad, la labor de destruir el ejército polaco. El 1 de Septiembre, comenzó la invasión de Polonia y la aviación alemana inició el sistema de grandes bombardeos contra la retaguardia. El 9 comenzaba la batalla por Varsovia, mientras los polacos eran derrotados por todos los sectores. La ciudad de Varsovia, destruida casi totalmente por la aviación alemana, caía en las manos de las fuerzas de Hitler.
Liquidada Polonia, Hitler pronunció un discurso ofreciendo la paz a los occidentales, quienes rechazaron la propuesta. Entonces comenzó una curiosa guerra: la guerra sin guerra. Los ejércitos adversarios, el franco-británico y alemán, se encontraban con las armas al hombro sin realizar operación alguna.

La «guerra relámpago» estalló en Occidente, sin que ningún síntoma aparente lo hiciera sospechar, el 9 de Abril de 1940 las tropas alemanas invadían Dinamarca y desembarcaban a todo lo largo de las costas noruegas. La invasión a Dinamarca se completó en una sola noche.

Se inició, la invasión de Bélgica, Holanda y Luxemburgo, en la madrugada del 10 de Mayo, Alemania desencadenaba un ataque violentísimo con intervención de sus armas conocidas y temibles: aviación y tanques, poniendo en juego un sistema nuevo: los paracaidistas, soldados escogidos, armados e instruidos especialmente para ser arrojados en la retaguardia enemiga, y las fuerzas aerotransportadas en aviones dispuestos a propósito.

Todos estos acontecimientos pusieron en situación desesperada a los franco-británicos cercados. Tanto que se dispuso su evacuación, realizada lo mejor que se podía en dichas circunstancias, salvándose más de trescientos mil hombres el 3 de Julio de 1940, además Italia el 10 declaró la guerra a Inglaterra y Francia.

El 5 los alemanes desencadenan una nueva ofensiva en el Soma, el 14 entran en París y firman el armisticio: Hitler acude a la firma, que por su expresa decisión, se efectúa en el bosque de Compiégne, en el mismo lugar donde, en Noviembre de 1918, Alemania sufrió la misma humillación.

La derrota de Francia hubiera podido significar el fin de la guerra, lo creyó mucha gente a través del mundo, pero no era así. Al discurso que pronunció Hitler ofreciendo la paz, contestó Churchill:

«Inglaterra no quiere la paz ni tolera que se hable de ella. No pide que se le tenga lástima. Nos defenderemos en cada aldea, en cada ciudad, en cada calle y preferimos ver a Londres convertido en escombros y ruinas que esclavizada».

Quedaban frente a frente los elementos esenciales de la guerra: Alemania con la más poderosa fuerza terrestre e Inglaterra con la primera flota de los Océanos. Se produjo una espera durante la cual el mundo aguardó la decisión que tomarían. La orden no llegó porque se produjo la batalla de Inglaterra, o sea, los grandes combates aéreos en los cuales la aviación inglesa, aunque muy inferior en número, logró a fuerza de valor y patriotismo desbaratar los planes del adversario destruyéndole muchos más aparatos de los que contaba perder y reduciendo notablemente su superioridad aérea.

Churchill, refiriéndose a aquella lucha, pronunció una de sus famosas frases, referida a la gratitud debida por los ingleses a los pilotos británicos de aquella lucha:

«Nunca tantos debieron tanto a tan pocos»

Alemania, Italia y el Japón subscribieron un pacto Tripartito, en el cual se hacia el mantenimiento de la paz. Sólo se resistieron dos estados balcánicos: Grecia y Yugoslavia. Pero los alemanes habían penetrado en Bulgaria y desde allí, el 6 de abril atacaban a ambos países. El 9 era ocupada Salónica y Yugoslavia se hundía también. Este hecho convertía a Alemania de una potencia meramente europea en una potencia mundial: instalada en Francia, Bélgica, Holanda, Dinamarca, Noruega y los Balcanes, aliada de Italia, lo cual le permitía una acción mediterránea y africana, su posición era fortísima.

Posteriormente, a fines del año 1940 y principios de 1941, los italianos habían sido arrojados del desierto costero de Egipto y los ingleses, pasando a la contraofensiva, penetraron en Libia y ocuparon toda la Cirenaica después de una violenta batalla. Pero el 24 de febrero de 1941 entró en acción el «Africa Korps», unidad alemana especialmente preparada para la lucha en el desierto.

En el verano de 1942 Hitler continuaba al frente de Europa la guerra se acercaba al final del tercer año. La administración y el gobierno de los países ocupados comenzó a constituir un problema para los nazis. El llamado «nuevo orden» de Hitler estribaba en utilizar todos los recursos económicos de los países ocupados y forzar a los obreros en trabajar duramente en la producción de materiales de guerra.

Los habitantes de los países ocupados sufrían un gobierno despótico sin derechos ni libertades. Al principio la población civil parecía resignada a su situación; sin embargo, al darse cuenta de la explotación sistemática a que se hallaba reducida, despertó pronto de su apatía. Pequeños y decididos grupos de patriotas franceses comenzaron a dinamitar trenes alemanes y a arrojar bombas en los cuarteles. Atacaron no sólo a los nazis, sino a los propios franceses que colaboraban con el enemigo.

Mientras tanto en las prisiones de Belsen y Buchenwald fueron exterminados millares de penados en las cámaras de gases.

Hitler concentró concentró unas 200 divisiones en el frente ruso auxiliadas por otras muchas que proporcionaron Finlandia, Rumania, Hungría, Italia, etc. Su objetivo principal fue la región petrolífera del Cáucaso, no sólo para abastecer a sus ejércitos sino para privar de combustible a los Rusos.

Los tres grandes: Roosevelt, Churchill y Stalin se reunierón en Teherán, que estaba ocupado por los rusos, por haberse negado, y Stalin tubo que apartarse de territorios ocupados por sus fuerzas, esto ocurrió a fines de Noviembre de 1943.

Los seis primeros meses de 1944 la aviación castigaba terriblemente las ciudades alemanas y los territorios ocupados, imposibiltando el trabajo, aniquilando industrias de guerra y desorganizando la red de comunicaciones.

El 12 de febrero los tres grandes formaron la conferencia de Yalta, en donde se determinó «eliminar par siempre el estado mayor Alemán, transportar y destruir todo el equipo militar Alemán, eliminar o controlar toda la industria alemana que pudiera ser utilizada para la producción militar y castigo a los criminales de guerra entre otras cosas».

En 1945 cuando culminó la guerra con la liberación de todo los prisioneros, las bajas militares no dan una idea exacta de la magnitud de la catástrofe. Las pérdidas de vidas en los campos de concentracíon, las causadas por las migraciones forzadas, los heridos, invàlidos y parcialmente incapacitados deben ser tomados en cuenta en el cálculo total de la masacre.

Otra consecuencia de suma importancia en esta guerra fue el consumo exorbitante de recursos naturales empleados en el conflicto.

Al ser derrotados los países del eje, las potencias victoriosas crearon una organización internacional para la preservación de la paz (ONU).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *