Hacer ejercicio no ayuda a reducir la presión arterial si no se reduce el peso corporal

Las personas que estén intentando disminuir su riesgo de hipertensión deben centrarse en bajar de peso ya que, según un estudio de la Universidad de Texas, hacer ejercicio no ayuda en este objetivo si la persona se mantiene obesa.

Redacción | 03/08/2010 10:55

imprimir |tamaño

Una investigación sobre 35.000 personas efectuada por el Centro Médico de la Universidad de Texas (Estados Unidos) reveló que quienes padecen sobrepeso u obesidad eran más propensos a tener una presión sistólica elevada. Pero entre quienes tenían un índice de masa corporal (IMC) alto, el estado físico tenía un impacto pequeño sobre su presión arterial.

Estos resultados sugieren que las personas que están tratando de reducir su riesgo de hipertensión deberían focalizarse en bajar de peso y que mejorar el estado físico con ejercicio debería ser una segunda meta.

«La obesidad es un vaticinador tan fuerte del riesgo de hipertensión que tener un peso corporal normal es lo que realmente manejará la presión arterial», dijo la cardióloga Susan Lakoski. Al menos en términos de reducción del riesgo de hipertensión, «no es realista estar en forma pero gordo», agregó la experta.

Para el estudio, publicado en American Heart Journal, Lakoski y sus colegas analizaron datos de unos 35.000 pacientes, en su mayoría hombres blancos, recopilados durante los últimos 20 años en la Clínica Cooper, en Dallas (EEUU).

A pesar de los resultados, Lakoski recalcó que para la salud general y el riesgo de muerte, el bienestar físico es una parte fundamental.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *