HABITATS MEDITERRANEOS

Mayormente conocidos por sus vegetales, frutas, aceites y vinos que producen, los hábitats mediterráneos alrededor del mundo también son hogares para decenas de miles de especies de flora y fauna que no se encuentran en cualquier otro lugar en la Tierra.

Los hábitats mediterráneos son extremadamente raros y se encuentran sólo en cinco áreas alrededor del planeta: Australia, California, África del Sur, la cuenca mediterránea, y Chile central.

Ubicación
El hábitat mediterráneo en Chile se extiende por 560 kilómetros de norte a sur en un trozo estrecho entre el Océano Pacífico y los escabrosos Andes. La capital de Chile, Santiago, así como muchos otros centros urbanos del país, se encuentran en la región mediterránea.

Flora
Con abundancia de árboles de hojas caducas, pastos silvestres, cactus, y arbustos en flor, la vegetación densa y el paisaje de montañas a orillas del mar hace que los visitantes del bosque mediterráneo lo comparen con California. Casi 1,500 especies de plantas dentro de la región mediterránea de Chile no se encuentran en otro lugar. Sin embargo, otras plantas similares se pueden encontrar en otros hábitats Mediterráneos.

La palma chilena (Jubaea chilensis) se ha adaptado perfectamente a los veranos calurosos y secos, y a los inviernos húmedos y templados que son característicos del hábitat mediterráneo. Actualmente esta especie se encuentra amenazada debido a su limitada zona de distribución y a su reducido hábitat.

La cantuta (Cantua buxifolia) también se conoce como “el corazón sagrado de los Incas” y es fácil entender la razón. Las flores de esta planta nativa del Mediterráneo chileno son de color rosado intenso y caen hacia abajo en coronas tubulares.

Fauna
La fauna que se encuentra en los hábitats mediterráneos está especialmente adaptada a sus alrededores únicos. Muchos de los animales que se encuentran en Chile mediterráneo no existen en otro lugar de la Tierra, haciéndolos extremadamente raros y dependientes de las Áreas Protegidas para sobrevivir.

Estas especies incluyen:

El gato güiña (Oncifelis guigna) es el gato silvestre más pequeño de las Américas y pesa menos que el gato típico domesticado. Los gatos güiñas son extremadamente escasos, solitarios, y poco conocidos. Debido a la expansión del desarrollo urbano y la agricultura, su hábitat ha sido bastante reducido y es una especie vulnerable.

La yaca (Thylamys elegans) es una zarigüeya cuya cola es más larga que su cuerpo, es carnívora y marsupial. Es una especie poco conocida debido a lo limitado de su hábitat.

La turca (Pteroptochos megapodius megapodius) es un ave de aproximadamente 24 centímetros que se encuentra exclusivamente en los bosques mediterráneos de Chile. Tiene un bigote blanco que cae, y un canto que se parece al ululato del búho.
Porque TNC trabaja aquí
Al igual que en California, los bosques mediterráneos de Chile central se están talando para facilitar el cultivo de productos de exportación de alto valor económico, como vino, aceite de oliva, paltas y frutas. Por otra parte, la minería también hace presencia en esta zona y representa una amenaza considerable.

A pesar de la variedad de los hábitats mediterráneos en el mundo, pocas organizaciones ambientalistas han considerado su conservación una prioridad. Menos del 0,8% del hábitat mediterráneo de Chile está bajo protección oficial. Este terreno único en su flora y fauna ha sido poco estudiado, por consiguiente, no se conocen lo suficiente. Hasta hace poco tiempo no se tenía conociendo del tamaño del hábitat mediterráneo que seguía intacto en Chile central. Fue después de una evaluación ecológica que arrojó como resultado la existencia de suficiente hábitat mediterráneo para ser conservado. Sin embargo éste es muy escaso, de manera que no podemos perder ni un segundo.
Que está haciendo TNC
El 90% del hábitat mediterráneo de Chile está en manos de propietarios privados. La manera más efectiva de proteger y restaurar los bosques, flora y fauna del hábitat mediterráneo es trabajar con los propietarios de estas tierras privadas para involucrarlos en la conservación.

TNC está apoyando el desarrollo de incentivos fiscales para motivar a los propietarios a conservar áreas naturales en sus terrenos. Buscamos colaborar con las industrias de madera, vino y palta para encontrar soluciones que sean óptimas tanto económica como ambientalmente. Además, estamos complementando nuestro trabajo con el de propietarios a través de la colaboración con agencias chilenas con el fin de establecer nuevas áreas protegidas públicas que todos puedan disfrutar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *