Gurúes: la Feria también es un lugar para buscarse a uno mismo

El fenómeno de autoeayuda hizo desbordar salas y se tradujo en ventas importantes.

POR JULIETA ROFFO – ESPECIAL PARA CLARIN

compartir
tamañoa+a-
enviar
imprimir
comentar
Imágenes

1 de 2
Claudio María Domínguez, top. Más de 200 personas quedaron afuera en su presentación
Etiquetado como:Feria del Libro 2012
MÁS INFORMACIÓN
Hijos no queridos de la religión
Puede parecer contradictorio pero los libros que reivindican que cada quien debe ser su propio motor para estar bien, son cada vez más dependientes del autor que envía el mensaje. Esto, en la Feria, se traduce en actos multitudinarios, que este año tuvieron un referente excluyente: Claudio María Domínguez.

En los puestos de información bibliográfica señalan que las consultas por libros de autoayuda son abundantes y destacan tres autores: Domínguez, Bernardo Stamateas e Isha.

El miércoles, cuando la australiana Isha presentó su último libro, El amor sobre todas las cosas , el espacio de Alfaguara se llenó de estudiantes de su academia en Buenos Aires, que informaban a los visitantes sobre su charla. La autora vendió más de 30 mil ejemplares : “Su visita a la Feria potenció la venta, especialmente de ¿Por qué caminar si puedes volar?” , explica Verónica Barrueco, encargada de prensa de la editorial.

Isha, que se presentó ante más de doscientas personas junto a su intérprete idiomática y gestual, dialogó con Clarín : “El público argentino es muy comprometido y apasionado cuando les propongo encontrar sus propias respuestas”, explicó. La música que recibió a sus seguidores (“Siempre encontrarás a un ángel a tu lado”, sonaba en inglés) preparó al público para escucharla asegurar que “una vez que estás lleno de amor, le traes paz al mundo, porque el mundo es como tú lo miras”. Para algunos, esas frases son un motor día a día, como en el caso de Mercedes: “Después del suicidio de mi marido, mis hijos dispararon para donde pudieron; yo probé con yoga, con un psiquiatra, pero sólo esto me hizo sentir mejor”.

En la presentación de Domínguez, que esta vez traía bajo el brazo La vida es un juego , su nuevo título editado por Atlántida, el autor estimuló a su público –que por momentos completaba sus frases a los gritos y por momentos meditaba con los ojos cerrados– a “hacerse dueños de su propio destino”. Para eso, durante una hora citó a Jesús, a la Madre Teresa, al Buda, a Krishna y a Einstein. Ante casi mil personas –doscientos más quedaron afuera y desde allí gritaban “Claudio, Claudio”– invitó a despojarse de la necesidad de aprobación de otros.

El público, luego, corrió al stand de la editorial en el que en un par de horas se vendieron más de 1.500 ejemplares : “Se los llevan de a dos o tres, para que los firme y después regalarlos”, explicó Gustavo Kogan, encargado de prensa. “Lo que predica Claudio nos enseña que todos somos seres energéticos, que es lo que necesitamos escuchar”, dice Javier, mientras espera en la cola. Es uno de los tantos que el domingo fue a la Feria sólo para escuchar a su gurú.

Son varios los autores vinculados al género: este año, la conductora de televisión Viviana Canosa firmó cientos de ejemplares de ¡Basta de miedos! y Pilar Sordo también llenó la sala José Hernández para presentar Bienvenido dolor , su último texto. Ari Paluch, con la idea de que son libros de “superación personal”, ya vendió más de 300 mil ejemplares de sus combustibles espirituales. El megabesteller mundial Paulo Coelho tiene dos de sus libros ( Aleph y Las Valkirias ) entre los quince más vendidos por el sello Random House Mondadori, con más de 130 mil ejemplares entre los dos.

La Feria no dispara especialmente las ventas del género, sostenidas durante todo el año. El fenómeno más llamativo es ese puente que los seguidores quieren establecer con su guía, tal vez mucho más fuerte que el de un lector con su escritor de cabecera. Porque sobre esos escenarios están los rostros de quienes guían su bienestar. Al menos hasta que por fin dependa sólo de ellos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *