Gurdjieff, El Cuarto Camino

El “lenguaje-objetivo” es un aporte invaluable y fundamental para transmitir y entender ideas. Fragmentos de éste fueron divulgados por G.I.Gurdjieff a comienzos del siglo XX.

Para interiorizarse de su visión sugerimos estudiar lo que él mismo dictó en “Relatos de Belcebú a su Nieto- Del Todo y Todas las Cosas”.

Al pasar de los años después de enseñar por décadas en Occidente dijo:

“…, donde aprovechando las migajas caídas de mi “festín de ideas”, abrieron lo que llamaré sus “oficinas de mistificación”…”comenzaron a fabricar con toda clase de pobres ingenuos “clientes para asilos de locos”…”

Su enseñanza nació y murió con él, como todo «trabajo», es instransmisible y fue realizado en un «espacio-tiempo» determinado, no dejó herederos ni escuelas.

«…sólo un estúpido se viste con un grueso abrigo en verano…»

«…y sin embargo la «transmisión» fue hecha por medio de una flor…

N.R. no niego que lohe leìdo ,porque para opinar hay que interiorizarse,un personaje,la conclusion perversa es que el vivo vive del tonto,en èste caso destruyèndolo.lamentable

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *