GUÍA INCONCLUSA PARA PERDER LA VIDA ETERNA

No hay salvación para los
herejes
para aquellos que viven en la oscuridad de la
duda constante
para aquellos que no poseen explicaciones rápidas
para la vida, la muerte. los insectos, el universo y
la dulce sonrisa de los niños.

No hay salvación para aquellos que descreen
de las revelaciones facilistas de los libros vetustos
de las ideas vetustas
del temor vetusto
de promesas vetustas.

No hay salvación para aquellos que se extasían con los
atardeceres
para aquellos que borronean papeles
para aquellos que traspiran sobre una tela en blanco
o sobre un mármol gris
o sobre una guitarra que en el próximo acorde
romperá alguna cuerda
o para aquellos que exterminan sus ojos en los libros.

No hay salvación para aquellos que saludan a todos los
vecinos
para aquellos que les dan centavos a un ciego
que maltrata su acordeón en las bocas de acceso
de los trenes.
No hay salvación para aquellos que ríen demasiado
no hay salvación para aquellos que bailan demasiado
no hay salvación para aquellos que aman demasiado
no hay salvación para quienes fuman
o beben tranquilamente su copa de whisky.

No hay salvación para aquellos que dicen la verdad
o miran cara a cara a la verdad y no le temen /
para los que temen
para los que esperan
para quienes detestan los revólveres
para quienes no miran los programas de entretenimiento de la TV.

El resto se irá al cielo
envueltos en la nube invulnerable que siempre los cobija.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *