Guerra Livona

La Guerra Livona de 15581583 fue un conflicto militar muy largo entre Dinamarca, Polonia, Rusia y Suecia para controlar la región histórica de Livonia, actuales Estonia y Letonia.

En la década de 1550, la confederación de Livonia (fr:Confédération livonienne) había sido debilitada por la Reforma, mientras que su vecina Moscovia oriental había crecido en fortaleza después de derrotar a los musulmanes Janes de Kazán y Astracán.

El zar ruso Iván IV de Rusia exigió enormes impuestos, 40.000 taleres, que la confederación de Livonia tenía que pagar a la Orden de Dorpat. El conflicto termina con la invasión rusa de 1558. Las tropas rusas ocuparon Dorpat y Narva, poniendo sitio a Reval. La meta del zar ruso era tener el acceso vital al Mar Báltico.

Esta acción era contraria a los intereses de otros países. En 1561, debilitada la orden de Livonia, ésta se encontraba dispersada por el Tratado de Vilna, mientras que sus tierras fueron asignadas a Lituania (Curlandia), Suecia (Estlandia) y Dinamarca (Ösel). El último Maestre de la orden de Livonia, Gotthard Kettler, se convirtió en el primer gobernante (vasallo) del Estado lituano ducado de Curlandia, más adelante Mancomunidad Polaco-lituana.

Erik XIV de Suecia y Federico II de Dinamarca enviaron tropas para proteger sus nuevos territorios adquiridos. En 1561, el consejo de la ciudad de Reval en Estonia fue entregado a Suecia. Reval se convirtió en el puesto avanzado para otras conquistas suecas en el Báltico oriental. Hacia 1562, Rusia se encontró en guerra con los reinos de Polonia y de Suecia. Los ejércitos de los zares tuvieron inicialmente éxitos, tomando Pólotsk (1563) y Pernau (1575) y conquistando mucho territorio de Lituania, hasta llegar a Vilna.

Rechazando ofertas de la paz de sus enemigos, el Zar se encontraba en una posición difícil alrededor de 1579, cuando Opríchnina había interrumpido a fondo la economía rusa, mientras que Lituania se había unido con Polonia (1569) y había adquirido un líder enérgico, Esteban I Bathory (1576). Este no sólo reconquistó Pólotsk de Batory, sino que también puso el sitio a Pskov (1581-82). En 1581, un ejército de mercenarios de Suecia bajo Pontus De La Gardie conquistaron la ciudad estratégica de Narva.

Finalmente, en 1582, la paz de Yam Zapolski fue firmada entre Rusia y Polonia, renunciando la primera a sus demandas sobre Livonia. El año siguiente también se firmó la paz con Suecia. Bajo el tratado de Plussa, Rusia perdía Narva y la costa meridional del golfo de Finlandia, siendo éste su único acceso al Mar Báltico. La situación se invirtió parcialmente doce años más tarde, según el tratado de Tyávzino, que acabó en una nueva guerra entre Suecia y Rusia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *