Greenpeace desmiente actuar con violencia en el bloqueo de las topadoras

HONGOS

Chaco, 1 de mayo de 2012. Ante las acusaciones de funcionarios del gobierno de Chaco y empresarios de la provincia, Greenpeace desmiente que sus activistas hayan actuado con violencia y agredido a los trabajadores durante el bloqueo de topadoras.
La organización ambientalista difundió fotografías de los dos bloqueos de topadoras que realizó la semana pasada en las que se evidencia el trato amable y respetuoso de sus activistas hacia los trabajadores.

“No es cierto que hayamos amenazado o agredido a los topadoristas, quienes al vernos llegar pararon la topadora y se bajaron de la misma por su cuenta. Ahí les dimos la mano y les explicamos que debíamos bloquear la topadora porque el desmonte viola la Ley de Bosques y se quedaron mirando tranquilos. En la segunda acción nos pusimos delante del camión y el chofer nunca se bajó del mismo. Tras explicarle los motivos de nuestro accionar y bloquear la máquina, lo dejamos seguir”, explicó Hernán Giardini, coordinador de la campaña de Bosques de Greenpeace.

Greenpeace señaló que sus activistas bloquearon e inhabilitaron las topadoras, pero sin dañarlas, y que es una organización que utiliza prácticas no violentas para realizar sus denuncias y mostrar a la opinión pública los problemas del medio ambiente y demandar a las autoridades soluciones. La organización ambientalista afirmó que todas las acciones que desafían a empresas y gobiernos a cambiar su actitud, son pacíficas.

“En lugar de acusarnos de cosas que no hicimos y descalificarnos, el gobierno del Chaco debería cumplir con la Ley de Bosques y dejar de autorizar desmontes encubiertos en El Impenetrable. Lo único que nos motiva es la defensa del medioambiente y estamos dispuestos al diálogo, pero vamos a seguir monitoreando la región y bloqueando las topadoras que encontremos arrasando con sus bosques”, afirmó Giardini.

Greenpeace convocó a la ciudadanía a entrar y reclamar al gobierno de Chaco que cumpla con la Ley de Bosques y pare los desmontes en El Impenetrable.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *