Granta, la revista literaria inglesa que se expande a otras lenguas

Cuando aparezca en octubre el primer número de su nueva edición en chino, la publicación literaria londinense Granta tendrá presencia en cuatro de las cinco lenguas más habladas. Pero los planes de globalización de una prestigiosa publicación trimestral que se proclama «la revista de la nueva escritura» no se detienen ahí.

«En cinco años podríamos tener quince o diecisiete ediciones extranjeras», dijo John Freeman, el editor de Granta. «Aspiro a llegar a la gente que quiere y necesita la revista esté donde esté, y eso supone poner la vista en el mundo».

Además en inglés y ahora en chino, Granta se publica también en español, portugués, italiano, búlgaro, sueco y noruego. Esas ediciones no sólo presentan versiones traducidas de artículos que se publicaron originalmente en inglés, sino que también encargan trabajos de escritores locales. El árabe es la única de las principales cinco lenguas que carece de su propia edición.

Cada número está organizado en torno de un eje, por lo general un lugar o un tema, que se aborda desde diversos géneros de ficción y no ficción. Granta «reforzó mi reputación y me dio cierto reconocimiento», dijo el novelista Richard Russo al hablar de los comienzos de su relación con la revista.

Granta se creó en 1889 como revista literaria en la Universidad de Cambridge. Proporcionó un primer ámbito de publicación a A.A. Milne, E.M. Forster, Ted Hughes, Michael Frayn y Cecil Beaton.

Luego de un período de crecientes dificultades económicas, la revista se reorganizó en 1979 y empezó a concentrarse en escritores y lectores más allá de Cambridge.

Los editores de Granta también se han expandido más allá de las fronteras británicas. Freeman, que se incorporó a la revista en 2008, es estadounidense.

Su segunda, Ellah Allfrey, nació en Zimbabwe y estudió en Estados Unidos, mientras que quien publica la revista y es su principal benefactora, Sigrid Rausing, es una heredera y filántropa sueca. «Sigrid nos respalda, y eso es esencial para la existencia de la revista», dijo Freeman.

Pero la cantidad que ésta gasta en la revista «se ha reducido a la mitad en los últimos tres años», agregó, en parte gracias al aumento de las suscripciones en Estados Unidos y el incremento de la publicidad.

En la edición en inglés, el número más exitoso de Granta en el plano comercial fue uno de 2010 dedicado a Pakistán, del que se vendieron más de cincuenta mil ejemplares.

Pero las ventas de libros también han aumentado, lo que deja -sin lugar a dudas­ a Granta mejor parada que antes del inicio de la nueva Gran Recesión en 2008.

En 1983, Granta publicó su primera lista de los veinte «Mejores novelistas británicos jóvenes», que se renueva cada diez años y ha dado visibilidad internacional a la revista además de convertirse en parte de su identidad.

La lista inicial comprendió a Martin Amis, Julian Barnes, William Boyd, Kazuo Ishiguro, Ian McEwan y Salman Rushdie.

«Los mejores narradores jóvenes en español» apareció en castellano en 2010.Ese mimo año, durante el mes de agosto, se hizo el lanzamiento de la edición en portugués, titulada «Los mejores escritores jóvenes brasileños».

La versión de Granta en inglés planea dedicar un número a la lista brasileña el año próximo. Lo mismo tiene planificado la edición china , claro que después de su primer número, que tendrá como tema a Gran Bretaña.

Peng Lun, editor de la versión china de Granta, calificó las listas de «guía para lectores chinos curiosos».

«Pienso que hay un creciente público de personas jóvenes educadas, de egresados universitarios, que quieren conocer esas nuevas voces», concluyó

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *