GlaxoSmithKline pagará suma récord por ventas y violaciones de seguridad

GlaxoSmithKline (GSK; Londres, Reino Unido) ha aceptado declararse culpable y pagar una multa de tres mil millones de dólares por la comercialización de Paxil y Wellbutrin, y por no informar problemas de seguridad surgidos con Avandia.

Las condiciones generales del acuerdo se anunciaron en 2011, cuando GSK acordó inicialmente declararse culpable y pagar penalidades civiles y criminales en un acuerdo alcanzado con los fiscales federales estadounidenses por la comercialización de paroxetina HC1 (Paxil), bupropión (Wellbutrin) y otros medicamentos, y por dejar de informar problemas de seguridad con rosiglitazona (Avandia). Para saldar todos los cargos criminales que involucran a los tres medicamentos, GSK acordó pagar un mil millones de dólares. Adicionalmente el acuerdo también exige a GSK el pago de 300 millones de dólares para resolver las acusaciones contra la empresa por haber informado precios falsos de medicamentos para el programa Medicaid y así hacer creer que eran más económicos que el precio real. Como resultado y según el departamento de justicia, los pagos de GSK por reembolsos fueron inferiores debido a que Medicaid sobrefacturó al gobierno.

En el acuerdo civil —parte de la resolución—, GSK aceptó pagar dos mil millones de dólares en concepto de demandas civiles derivadas del hecho de que la empresa promocionó los medicamentos: Paxil, Wellbutrin, la combinación de fluticasona/salmeterol (Advair) para el asma, el antiepiléptico lamotrigina (Lamictal) y el antinauseoso ondansetrón (Zofran) como de venta libre y que pagó sobornos a los médicos para que recetaran esos medicamentos junto con sumatriptán (Imitrex) para la migraña, alosetrón (Lotronex) para el síndrome de intestino irritable, fluticasona (Flovent) para el asma y valacyclovir (Valtrex) para el herpes. Según el gobierno federal de los EUA este fue el mayor acuerdo por fraude relacionado con la salud en la historia de los Estados Unidos.

“El acuerdo histórico de hoy es una de los principales hitos en nuestras acciones para erradicar el fraude de la asistencia sanitaria,” dijo Bill Corr, Secretario Adjunto del Departamento de Salud y Servicios Sociales (HHS; Washington DC, EUA). “Durante mucho tiempo, nuestro sistema de salud fue el objetivo de tramposos quienes creían que podían aprovecharse fácilmente de la seguridad pública, los contribuyentes y los millones de norteamericanos que dependen de programas como Medicare y Medicaid. Pero gracias a las fuertes medidas de ejecución como las anunciadas hoy, esa ecuación está cambiando rápidamente.”

“En nombre de GSK, deseo expresar nuestro pesar y reiterar que hemos aprendido de los errores del pasado,” dijo Andrew Witty, director ejecutivo de GSK. “Aunque los cargos se originaron en otra época de la empresa, no pueden y no deben ser ignorados. La empresa ha cambiado de forma fundamental sus procedimientos de comercialización y ventas, incluso el despido de empleados y cambios en la forma de pago a los agentes comerciales.”

Según el comunicado de prensa, además de las resoluciones criminales y civiles, GSK participará de un acuerdo de cinco años de integridad corporativa con la Oficina del Inspector General del HHS, en virtud del cual la empresa deberá cambiar fundamentalmente sus prácticas comerciales y el método de compensaciones a su fuerza de ventas basado en objetivos de ventas territoriales, una de las causas principales detrás de muchas de las conductas analizadas en esta cuestión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *