FRASES DE SOLEDAD II

No hay mas horrible que la soledad, es por eso que aprecio tanto mi propia compañia.

La soledad no es estar solo, sino apartado.

La soledad ha sido una verdadera amiga, nunca me ha dejado, aun cuando yo trato de alejarme de ella, ella siempre está conmigo.

La soledad es bella, cuando se esta en paz consigo mismo, te da la oportunidad de conocer a ese ser que ignoras dentro de ti , y si lo aceptas y reconoces, entonces ¡¡bella soledad!!

Estás solo sin lugar ni rumbo, pero te adentras en ti, aclarando tus dudas, entendiendo todo lo que no entendías, empiezas a saber la verdad y quienes te traicionaron, entonces descubres porque estás ahí, en la soledad.

Quién dice que la soledad, no nos enseña nada, es porque nunca la conoció en su totalidad, ella nos enseña lo horrible que somos, y nos conduce a la superacion. La soledad está mas allá de toda compañía. Solo hay que saber mirar….

No es solo la amargura y tristeza, es también el coraje y la irracionalidad de la vida ante los ojos de quien causo la soledad. Simplemente ausencia sin motivos reflejados en la mente y soltados por la idea de un regreso.

La soledad es donde la cabeza y el corazón se ponen en contacto.

Piensa en todo lo que tienes, no en todo lo que te falta.

Es curioso que la vida cuanto más vacía, más pesa.

La soledad no es estar solo, sino carecer de amor.

La soledad es la persona que siempre nos rechaza.

Yo no he elegido la soledad, la soledad me ha elegido a mi.

La soledad fingida es aún más peligrosa que la deseada.

Soledad, agradezco el que estés aquí. Dime, cuántas veces me has alagado con tu compañia. Mas espero que no te molestes si te digo que hoy quiero que sea la última noche.

No se sufre la soledad, se sufre el porqué de la soledad.

El dolor reclama soledad.

La soledad es un pecado para aquellos que una vez han dado todo a un gran amor que ya se fué.

Yo estoy sólo pero eso no es malo, todo lo contrario, de esta manera puedo proteger a los que más quiero.

No hay nada peor en la vida que creer que no estás solo y darte cuenta de lo contrario.

Dicen que la soledad es nuestro maestro, ¿pero qué nos enseña? ¿nos enseña el dolor o la libertad de ser quién eres?

La soledad es un buen sitio para ir de visita… pero un mal lugar para quedarse.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *