Francos salios

Los francos salios eran parte del pueblo germano de los francos que habitaba, a mediados del siglo III d. C., en el valle inferior del río Rin, en los actuales Países Bajos y noroeste de Alemania.

Hay dos hipótesis sobre el origen de su nombre:

  • Puede vincularse con el río Ijssel (forma antigua Isala, como otros cursos de agua Isère, Yser, Isar), con el germánico see, «el mar», o con el también germánico i sala que significa «aguas oscuras». En esos casos, el nombre Salios se debería al topónimo mencionado.
  • Puede proceder de la ciudad de Saló, hoy Overijse, en Bélgica. Esta segunda teoría tiene en contra el hecho de que Overijse se llamaba entonces Isca.

Como todos los pueblos germánicos, hasta su mestizaje con los pueblos románicos de Europa en los siglos siguientes, no tuvieron registros históricos escritos, ya que la escritura rúnica de los germanos se usaba con fines exclusivamente religiosos.

Faramundo.

Su historia previa a la adquisición de la escritura se conoce a través de la tradición oral (mayoritariamente de carácter mítico y, por lo tanto, de dudosa credibilidad). La primera historia escrita de los francos está en el libro Histoire des francs, obra de Gregorio de Tours, Obispo de Tours luego santificado, quien nació y murió en el reino franco de Neustria (Riom c. 538 – Tours c. 594). Según esta crónica, que es parte de una historia eclesiástica reproducida en un manuscrito del siglo VIII, el primer Duque o Rey de los francos salios fue Faramundo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *