FOTOSÌNTESIS ARTIFICIAL ALMACENARÀ ENERGÌA SOLAR

En los laboratorios del Instituto Tecnológico de California desarrollan membranas capaces de realizar la fotosíntesis (la ‘clorofila’ de estas ‘hojas’ es negra, no verde) utilizando los rayos solares, el dióxido de carbono y el agua de la atmósfera, con el propósito de almacenar energía de mayor densidad que la de baterías. Incluso, estas hojas superan hasta diez veces la capacidad de procesamiento de energía de las naturales.

El proyecto, liderado por el profesor de química Nathan Lewis, busca aprovechar la mayor fuente de energía que existe, es decir el sol (más energía solar llega a la Tierra en una hora que la consumida en un año), pero se requieren maneras eficientes de capturar, convertir y almacenarla. Las membranas en que su equipo trabaja están en ese propósito: convertirlas en mecanismos que procesen la luz solar y la transformen en combustible que pueda ser almacenado para cuando se requiera.

Así, en el futuro podrían cubrir los techos de las casas absorbiendo la luz y convirtiendo las moléculas de agua en oxígeno e hidrógeno para, por ejemplo, climatizar el interior, o en la carrocería de automóviles.

Físicamente, las hojas son membranas hechas de materiales como silicón, muy parecidas a láminas de nailon con burbujas o tela fibrosa, y podrían comenzar a ser funcionales en unos cinco años.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *