FIEBRE AFTOSA HUMANA

La enfermedad de manos, pies y boca (HFMD, por sus siglas en inglés) es una enfermedad viral contagiosa que afecta comúnmente a bebés y niños en los EE. UU. y en otros países. En los EE. UU. y otros países con climas templados, la enfermedad se presenta con  más frecuencia entre la primavera y el otoño. Aunque no existe una vacuna para prevenir la enfermedad, usted y su familia pueden tomar algunas medidas sencillas para reducir el riesgo de enfermarse.

La enfermedad de manos, pies y boca

  • Habitualmente causa fiebre, ampollas en la boca y una erupción con ampollas.
  • Es moderadamente contagiosa.
  • Afecta principalmente a niños menores de 10 años, aunque pueden contraerla personas de cualquier edad.
  • No existe tratamiento específico para la enfermedad.
  • El riesgo de contagio puede disminuir si se practican buenos hábitos de higiene, como lavarse frecuentemente las manos.
  • No es lo mismo que la fiebre aftosa del ganado.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de manos, pies y boca?

Los síntomas generalmente comienzan con fiebre, pérdida de apetito, malestar general y, a menudo, dolor de garganta. Pueden aparecer ampollas dolorosas en la boca un par de días después del comienzo de la fiebre. También se puede desarrollar sarpullido con manchas rojas poco profundas o elevadas, habitualmente en las palmas de las manos y las plantas de los pies y algunas veces en las nalgas. El sarpullido puede producir ampollas, pero no causa picazón.

Algunas personas con la enfermedad de manos, pies y boca pueden padecer solo sarpullido, otras pueden tener solo ampollas en la boca. Otras más podrían no tener síntomas.

¿Es grave la enfermedad de manos, pies y boca?

Casos graves de la enfermedad de manos, pies y boca en varios estados

Desde noviembre del 2011 hasta febrero del 2012, los CDC recibieron informes de personas con síntomas de la enfermedad de manos, pies y boca en Alabama, California, Connecticut y Nevada. Algunas personas se enfermaron gravemente y tuvieron que ser hospitalizadas.

La enfermedad de manos, pies y boca por lo general no es una enfermedad grave. Habitualmente es leve y casi todos los pacientes se recuperan luego de 7 a 10 días sin tratamiento médico. Normalmente, no aparecen complicaciones. En casos inusuales, una persona infectada puede contraer meningitis viral (caracterizada por fiebre, dolor de cabeza, rigidez del cuello o dolor de espalda) lo que podría requerir unos cuantos días de hospitalización. Otras complicaciones poco habituales incluyen parálisis, similar a la que produce la poliomielitis, o encefalitis (inflamación del cerebro), que podrían ser mortales.

¿Es contagiosa la enfermedad de manos, pies y boca?

Sí, la enfermedad de manos, pies y boca, es medianamente contagiosa. Los virus que causan esta enfermedad se pueden encontrar en la nariz o en secreciones de la garganta (como la saliva, el esputo o las mucosidades nasales), líquidos de ampollas, así como en las materias fecales de las personas infectadas.

Niñas lavándose las manosLa persona infectada puede transmitirles la enfermedad de manos, pies y boca a otras a través de:

  • el contacto personal cercano, como al besar o abrazar a otros,
  • el aire, al toser o estornudar,
  • el contacto con las materias fecales y
  • al tocar objetos o superficies contaminadas con el virus

Las personas con la enfermedad de manos pies y boca son más contagiosas durante la primera semana de su enfermedad. Sin embargo, pueden propagar el virus que la causa hasta semanas después de que los síntomas hayan desaparecido. Esto se debe a que el virus puede permanecer en las materias fecales por semanas. También es importante recordar que las personas con enfermedad de manos, pies y boca que no presenten síntomas de la enfermedad, de todos modos pueden propagar el virus.

¿Quiénes tienen riesgo de contraer la enfermedad de manos, pies y boca?

La enfermedad de manos, pies y boca afecta principalmente a niños menores de 10 años, pero los niños mayores y los adultos también pueden contagiarse de la enfermedad. Las personas que contraen la enfermedad desarrollan inmunidad al virus específico que causó la infección. Sin embargo, debido a que la enfermedad de manos, pies y boca puede ser causada por diferentes tipos de virus, una persona que ya tuvo la enfermedad puede padecerla nuevamente si se contagia con otro de los virus que causan la enfermedad de manos, pies y boca.

Una mujer limpiando la cocina¿Existe tratamiento para la enfermedad de manos, pies y boca?

No existe un tratamiento específico para la enfermedad de manos, pies y boca. La fiebre y el dolor se pueden tratar con medicamentos de venta sin receta médica para aliviar el dolor o la fiebre, como acetaminofeno e ibuprofeno. Además, las personas con la enfermedad deben beber suficientes líquidos para prevenir deshidratación (pérdida de líquidos corporales).

¿Puede prevenirse la enfermedad de manos, pies y boca?

No existe ninguna vacuna para prevenir la enfermedad de manos, pies y boca. Sin embargo, el riesgo de adquirir la enfermedad puede reducirse si:

  • se lava las manos con frecuencia, especialmente después de cambiar pañales;
  • limpia bien los objetos y las superficies (juguetes, manijas de las puertas, etc.) que podrían estar contaminados con uno de los virus que causa la enfermedad de manos, pies y boca; y
  • evita el contacto cercano (como besar y abrazar) con las personas infectadas.

¿Es lo mismo que la fiebre aftosa del ganado?

No. La enfermedad de manos, pies y boca, también conocida como la fiebre aftosa humana, a menudo se confunde con la fiebre aftosa del ganado, que afecta al ganado bovino, ovino y porcino. Para obtener información sobre la fiebre aftosa bovina, visite el sitio web del Departamento de Agricultura de los EE. UU.

Más información

Los CDC trabajan a toda hora para salvar vidas, proteger al público contra amenazas a la salud y ahorrar costos, a fin de mejorar la seguridad de la nación. Los CDC, una agencia federal de los EE. UU., utilizan la ciencia y la prevención para facilitar la toma de decisiones saludables. Los CDC buscan ayudar a que las personas tengan una vida más larga, productiva y saludable.

Enfermedad de manos, pies y boca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *