FEDERACION DE IGLESIAS EVANGELICAS

Federación Argentina de Iglesias Evangélicas
Condarco 321, C1406AFE,
Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina.
Tel.: +54 11 4671-6207.
Inscripción en el Registro Nacional de Cultos N° 1040 – Personería Jurídica N° 1651.
secretaria@faie.org.ar
www.faie.org.ar
DECLARACIÓN DE LA FEDERACIÓN ARGENTINA DE IGLESIAS EVANGÉLICAS
SOBRE LOS ACONTECIMIENTOS EN “LA PRIMAVERA”, PROVINCIA DE FORMOSA.
En este tiempo de Adviento 2010, donde el pueblo cristiano se prepara para conmemorar la
irrupción del Dios de la Paz y el Amor en la historia humana, las iglesias unidas en la Federación
Argentina de Iglesias Evangélicas ven con dolor y preocupación que nuevamente se ha recurrido a
la violencia para resolver una situación de conflicto, como está aconteciendo en “La Primavera” en
la Provincia de Formosa. Nos lastima especialmente el hecho de que parte de nuestros pueblos
originarios, discriminados, diezmados y empobrecidos por causa de la codicia y la ambición sean,
una vez más, quienes han sufrido tal atropello, como se viene repitiendo en los quinientos años de
invasión y conquista de sus tierras.
Los Qom (tobas) reclaman lo que han sido sus tierras ancestrales, basándose en su derecho
constitucional y en leyes nacionales vigentes, como la Ley de Relevamiento Territorial de territorios
indígenas, que prohíbe expresamente cualquier desalojo de indígenas hasta tanto se realicen los
relevamientos territoriales en cada provincia. En vez de escuchar el reclamo indígena, se ha dado
lugar al uso de la fuerza para expulsarlos de sus propios territorios. Hoy lamentamos nuevamente
que la muerte cosechó vidas como consecuencia de un accionar que prolonga el genocidio
originario mediante el cual se arrebataron sus tierras. No hay futuro para un país que niega su
población originaria. Nuestro país, abierto y hospitalario para tantos hombres y mujeres que han
venido a sus tierras buscando paz y una nueva vida, no lo puede ser a costa de postergar a sus
pueblos originarios y hacerlos víctima de despojo, discriminación y explotación.
Por eso instamos a las autoridades provinciales y judiciales que actúen realmente de acuerdo a la
justicia y que se garantice los derechos de los indígenas detenidos y de cualquier otro aborigen que
pueda ser involucrado en los próximos días. Esperamos tal actitud de gobernantes y funcionarios
que, con honestidad y rectitud, aun con errores y limitaciones propias y del sistema en que vivimos,
dirijan su acción con esta vocación de servicio.
Por nuestra parte, nos comprometemos a seguir con atención estos sucesos para colaborar en
aquello que esté a nuestro alcance para que se afirme la reparación histórica y dignificación de los
pueblos que primero vivieron en estas tierras por la gracia de Dios. Convocamos a todas las
hermanas y hermanos en los templos, los lugares de oración, en los hogares y en las calles, a orar
confiada- y persistentemente al Señor, para que en su amor bendiga a todas las personas de buena
voluntad que trabajan por la justicia, la paz y la solidaridad, procurando el bienestar de todos,
especialmente de los más pobres y desprotegidos.
Que el poder creador del Señor, que se hizo ser humano, pueda habitar entre nosotros y traernos la
luz de la salvación. Así podrá suceder lo que afirma el profeta: “La justicia morará en el desierto, y
en el campo fértil habitará la rectitud. El producto de la justicia será la paz; tranquilidad y
seguridad perpetuas serán su fruto. Mi pueblo habitará en un lugar de paz, en moradas seguras, en
serenos lugares de reposo. (Isaías 32: 16-18)
Por la Junta Directiva, el 29 de noviemb

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *