Falta de aire

¿Qué es la falta de aire?

Cuando tiene falta de aire, es posible que sienta que no recibe suficiente cantidad de aire o que sienta cierta opresión en el pecho. A veces, la sensación empeora cuando está haciendo actividad física o cuando permanece acostado en posición horizontal. Es posible que tenga otros síntomas, como tos, dolores de pecho o fiebre. Si experimenta alguno de estos problemas, informe a su médico.

¿Qué podría causar mi falta de aire?

La falta de aire puede tener muchas causas, que incluyen las siguientes:

  • Asma.
  • Otras enfermedades de los pulmones, incluido el enfisema, que es una enfermedad de los pulmones provocada, la mayoría de las veces, por el hábito de fumar.
  • Insuficiencia cardíaca.
  • Ataques de pánico.

Si tiene falta de aire con tos y/o fiebre, es posible que tenga una infección en el pecho o neumonía. Las causas menos comunes de los problemas respiratorios son el cáncer de pulmón, un coágulo de sangre en los pulmones, filtración de aire alrededor de los pulmones y formación de cicatrices en el tejido pulmonar.

¿Qué pruebas me hará mi médico?

Su médico puede ayudarlo a encontrar la causa de su problema respiratorio haciéndole preguntas sobre sus síntomas y realizándole un examen físico. Es posible que su médico también le indique algunas pruebas.

Para encontrar la causa de su falta de aire, su médico puede indicarle una radiografía de tórax. Este también puede indicar un electrocardiograma (que también se llama ECG). Durante esta prueba, su médico le pedirá que se acueste para que pueda monitorearle el corazón. La máquina para ECG crea una imagen, o trazado, que muestra las señales eléctricas del corazón. Es posible que deba realizar una tomografía computarizada (CT), que es otro tipo de radiografía. Es posible que su médico mida la fuerza de su respiración (que se llama espirómetro) y el nivel de oxígeno en la sangre. También es posible que deba realizarse un análisis de sangre.

¿Qué puedo hacer para mejorar mi respiración?

Su médico tratará la causa de su problema de respiración. Para ayudar a su tratamiento, si fuma, debe dejar de hacerlo. Pida ayuda a su médico. Además, evite inhalar sustancias químicas que puedan afectar los pulmones, como las emanaciones de pinturas y el escape de los automóviles. Si su médico lo aprueba, debería probar con hacer mucho ejercicio.

 

 

El Primatene Mist Inhaler dejará de fabricarse

El Primatene Mist Inhaler, un inhalador de venta libre para el asma, ya no estará disponible después del 31 de diciembre de 2011. Si actualmente usa el Primatene Mist Inhaler, es seguro que continúe utilizándolo, siempre y cuando no esté vencido. Hable con su médico acerca de la necesidad de cambiar por un medicamento diferente para el tratamiento del asma. Para obtener más información, visite el sitio web de la Administración de Drogas y Alimentos de los EE. UU. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *