Falleció el padre Hernan Pérez Etcjeáre SSP-Editorial revista «La Liturgia Cotidiana»

EDITORIAL ESCRITO POR EL PADRE HERNÁN PEREZ ETCHEPARE, ssp

QUE APARECERÁ EN LA REVISTA “ LA LITURGIA COTIDIANA ”

DE FEBRERO

“LOS PREJUICIOS”

Cuando uno ve tantos crímenes y explotación de mujeres, de niños, de extranjeros, de subempleados. Cuando uno ve marchas manipuladas por punteros pagados por manos inescrupulosas y los hinchas de fútbol que siguen por el mismo camino. No nos preguntamos por qué las cosas son así, quienes son los responsables, los autores, intelectuales que se enriquecen con los más desfavorecidos. No se siguen los temas hasta las últimas consecuencias, por el contrario, se pone un manto de prejuicio con los cual se enquistan los problemas. Se descalifican amplios sectores de nuestra sociedad sin darnos cuenta que somos todos argentinos, tanto extranjeros y como los nacionales, que tenemos que trabajar para mejorar la condición de todos. Necesitamos erradicar la desunión. Muchos sectores de nuestra sociedad buscan un chivo expiatorio para sacarnos las frustraciones. Los medios de comunicación buscan muchas veces seguir de manera tendenciosa las noticias, criminalizando a los villeros, a los inmigrantes y recortan la realidad todo lo que les conviene para reforzar sus profecías de auto cumplimiento y nos muestran una percepción selectiva de los hechos. Reforzando el círculo de los prejuicios que tenemos. Lo peor es cuando hacemos que las cosas sucedan de esta manera porque viven en nosotros y le quitamos las posibilidades y el entrenamiento para que las personas marginadas mejoren. Necesitamos poner al diferente, a la víctima, al necesitado no en la vereda de enfrente sino en la propia, porque de cualquier manera todos en definitiva somos distintos y el prejuicio no nos deja ver la riqueza que tiene cada uno en la construcción de un mundo mejor. Se trata de seguir los pasos de Jesús que nos pide (Lc 6,36-37): “Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes. No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados, perdonen y serán perdonados”.

P. Hernán Pérez Etchepare, ssp.

Director

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *