Extracto enzimático desbrida escaras en quemaduras graves

Un agente desbridante, basado en enzimas de piña, se añade a las nuevas opciones de tratamiento para eliminar las escaras, el tejido necrótico, seco y correoso que cubre las quemaduras severas.

El NexoBrid es un agente enzimático de bromelina que proporciona una alternativa a los actuales medios de eliminación de escaras, como la cirugía. Está pensado para eliminar la escara por quemadura después de una aplicación de 4 horas, y se basa en una mezcla de enzimas proteolíticas extraídas del tallo de la planta de la piña. El fármaco se compone de un paquete que incluye una mezcla liofilizada estéril de las enzimas proteolíticas y un gel hidratante médico estéril. La mezcla de ambos componentes se aplica sobre la superficie de la herida, y la escara disuelta (en forma de una masa gelatinosa) se limpia, sin procedimientos especiales quirúrgicos u otros, exponiendo el lecho limpio de la herida para la evaluación visual del médico y el tratamiento.

En las quemaduras de segundo grado, si sobrevive una dermis residual limpia expuesta, puede hacer epitelio y curar espontáneamente. Las quemaduras de espesor completo de tercer grado, desprovistas de cualquier fuente de curación (dermis viable y epitelio) se curan sólo si un injerto de piel viva se extrae de zonas sanas de los donantes. NexoBrid es un producto de MediWound (Yavne, Israel). Tanto la Dirección de Medicamentos y Alimentos de los EUA (FDA) como el Comité Europeo de Medicamentos de la Agencia de Medicamentos de Uso Humano (CHMP) le han concedido la designación de fármaco huérfano al NexoBrid, lo que le otorga la exclusividad a la compañía, durante 7 y 10 años, respectivamente, para el desbridamiento de las quemaduras parciales profundas o de espesor completo en pacientes hospitalizados.

Se acepta comúnmente que la eliminación completa de las escaras debe realizarse tan pronto como sea posible, después de la lesión, con el fin de prevenir el deterioro adicional y conservar cualquier tejido viable, facilitar la curación espontánea y minimizar la necesidad de injerto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *