Explosión

HONGOS

Una explosión es la liberación simultánea de energía calórica, lumínica y sonora

Los orígenes de las explosiones se suelen dividir en dos clases:

  • Físicos: mecánicos (choques de móviles), electromagnéticos (relámpagos) o neumáticos (presiones y gases).
  • Químicos: de reacciones de cinética rápida.

Una explosión al consistir en una liberación brusca de energía produce un aumento de la energía cinética local de las moléculas cercanas al centro de la explosión, eso comporta una diferencia de temperatura y por tanto una dilatación expansiva. Esa dilatación expansiva es la causa de las ondas de presión u onda expansiva en los alrededores donde se produce la explosión. Las explosiones se pueden categorizar como deflagración según si las ondas son subsónicas y detonaciones si son supersónicas (ondas de choque). Estas velocidades deben considerarse respecto del medio de propagación (el explosivo).

El efecto destructivo de una explosión es precisamente por la potencia de la detonación que produce ondas de choque o diferencias de presión subyacentes de duración muy corta, extremadamente bruscas.

La bomba atómica, por ejemplo, además de producir calor intenso produce presiones elevadísimas que causan las destructivas ondas de choque. (ver: Bombardeos atómicos sobre Hiroshima y Nagasaki).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *