Evo Morales aprobó una ley que beneficia a las personas con discapacidad

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha promulgado la Ley General y Trato Preferente para las personas con discapacidad, que trata de proteger la condición de igualdad de todos los derechos fundamentales como respuesta a las multitudinarias protestas convocadas por este colectivo contra el Gobierno, por considerar que sus derechos son afrentados.

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha promulgado la Ley General para Personas con Discapacidad que establecerá el pago de varios beneficios y una renta solidaria para estas personas.
“Por primera vez y creo que es la única Constitución Política (en la que) los derechos de las personas con discapacidad están reconocidos”, ha asegurado el mandatario boliviano en un acto realizado en el Palacio de Gobierno, según recoge TeleSur.
Esta nueva normativa está conformada por 49 artículos y varias disposiciones adicionales con el fin de que se garanticen los derechos y deberes en igualdad de condiciones, así como también equiparar las oportunidades a las personas con discapacidad.
El instrumento legislativo establece que las personas con alguna discapacidad gozarán en su totalidad de todos los derechos humanos y libertades fundamentales, además se promoverá el respeto a su dignidad.

Inclusión social
La norma también promueve la «inclusión social de las personas con discapacidad en las entidades públicas del Estado», en todos sus niveles, incluidas las instituciones privadas.
Establece asimismo la creación de «políticas públicas y estrategias sociales destinadas a la prevención de causas que pudieran provocar deficiencias, discapacidad y mayores grados de incapacidad».
Además, impulsa estrategias «en los ámbitos de salud, educación, deporte, recreación, empleo, desarrollo económico, cultural, político y social a favor de las personas con discapacidad».
Los ciudadanos con discapacidad iniciaron una movilización el pasado 15 de noviembre para exigir a las autoridades una ayuda anual mínima de tres mil bolivianos (unos 432 dólares) y una ley que garantice el pago permanente.
Tras 100 días de caminata desde la ciudad de Trinidad, a 390 kilómetros al noreste de La Paz, decenas de personas con discapacidad llegaron a esta localidad para ir al Palacio de Gobierno y poder hablar con el Presidente sobre mejoras a los subsidios que reciben.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *