EVANGELICAS .ORACION Y DEBER DE UN CRISTIANO

ORACION: UN DEBER CRISTIANO
La oración tiene dos vías de ingreso. La primera y más popular es la necesidad. Casi todos hemos transitado por esa calle. Este camino es frecuentado por diversas categorías de personas. Desde los más devotos hasta los más neófitos La necesidad, las circunstancias, el dolor, la pena, la impotencia, etc. nos impulsan a orar de una manera acuciante. Es lógico que ocurra esto en un mundo de dolor. Y este es un mundo de mucho dolor, de mucha injusticia, al punto que nadie sale de él indemne. La vida tarde o temprano nos hiere. Si bien no todos recurren a Dios cuando están heridos; solo estaba mencionando a los que lo hacen, me atrevo decir que la gran mayoría más de una vez ha pronunciado una oración. Y si no con palabras, lo ha hecho con el corazón. Aquí predomina más la esperanza que la fe, la duda que la certeza. Es muy difícil creerle a alguien con quién no se tiene confianza o intimidad. La duda no es solamente en cuanto a recibir el pedido; sino más bien es si Dios está escuchando. Pero no olvidemos que Dios es bueno, es amor, es compasivo y se duele de sus criaturas, por lo tanto algunas de estas oraciones son contestadas.
La otra puerta de ingreso a la oración nos las abre Jesús mismo. Es El quién nos dice “Pidan y recibirán” (Mat 7:7) ó “Por tanto les digo, que todo lo que pidan orando, crean que lo recibirán y les vendrá” (Mar. 11:24). Esto es otra cosa. No es la oración circunstancial; si no la oración de la obediencia, de la maravillosa rutina de acercarnos a Dios. Esta es la oración de fe. Dado que fe es por el oír y el oír por la palabra de Dios. Es la oración que produce milagros, que conmueve el corazón de Dios, sencillamente porque El la ha propiciado. Pero también esta oración es un fin en sí misma y no tan solo un medio. No es solo el medio para conseguir cosas del cielo para que vengan a la tierra sino que es la comunión con el Dios que es también Padre y nos ama y quiere hablar con nosotros y comunicarnos su vida. Si no entendemos esto, es porque aún no hemos entendido el amor. El que ama desea estar con su amado/a. El amor más grande del Universo quiere, anhela estar con nosotros mucho más tiempo que el que consume un formal pedido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *