Evaluación de procesos atencionales y funciones ejecutivas en niños con trastorno de la atención con hiperactividad

Evaluamos variaciones en el nivel de alertamiento, la atención dividida, la atención visuespacial y el control ejecutivo en un grupo de niños diagnosticados con trastorno de la atención con hiperactividad (TAH) y comparamos su ejecución con la de un grupo de niños sin trastornos de la atención. Los resultados revelan que los niños con TAH presentan alteraciones en el nivel de alertamiento, que se manifestaron por la presencia de un menor porcentaje de aciertos, un mayor número de errores y de omisiones. En la ejecución de la prueba Stroop, que evalúa procesos relacionados con la atención dividida, los niños con TAH también presentaron una menor cantidad de aciertos; en cambio, en la tarea de atención visuespacial no se presentaron diferencias entre los grupos. Finalmente, el control ejecutivo se encontró alterado en los niños con TAH, presentando un menor porcentaje de aciertos, un mayor número de errores, un mayor número de respuestas perseverativas y un bajo nivel de respuestas en lo conceptual. Concluímos que los procesos de la atención que dependen del funcionamiento de los lóbulos frontales son los que se encuentran afectados en los pacientes con trastorno de la atención con hiperactividad, mientras que la atención visuespacial, cuyos mecanismos neuronales dependen de la integridad de los lóbulos parietales y de su relación con estructuras subcorticales, como el núcleo pulvinar y el colículo superior, se encuentran conservados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *