Estudio revela impacto positivo de los huracanes en los ecosistemas

Un grupo de investigadores pertenecientes a la National Oceanic and Atmospheric Administration, en sus siglas NOAA, ha asegurado que las lluvias y el viento que traen consigo los huracanes podrían ser beneficiosos para el ecosistema, ya que contribuyen a aliviar zonas de sequía al tiempo que favorecen la renovación de áreas naturales.

Por su parte, el meteorólogo de la NOAA, Timothy Schott, señaló que en las zonas en las que un huracán no causa inundaciones “extremas” puede ayudar a que una localidad específica supere sus temporadas de sequía y en este sentido planteó como ejemplo Carolina del Norte en donde, según el experto, existen zonas “anormalmente secas” para las que el paso del huracán Irene representó una esperanza real que benefició a pobladores y empresarios agrícolas.

Según Schott, no sólo la lluvia ha sido positiva, ya que a su juicio, “el viento puede actuar como un activador de incendios en áreas de gran densidad forestal, ayudando a la renovación del bosque”, ya que los árboles enfermos y débiles “caerán” ante el huracán contribuyendo a la “regeneración vegetal” de la zona.

Para Peter Ortner, director del Instituto Cooperativo de Estudios Marinos de la Universidad de Miami, “los beneficios que puede suponer la llegada de un huracán a ciertas zonas del planeta, ya habían sido registrados anteriormente con casos como el acontecido hace años durante un huracán que pasó por la costa sur de Florida, en donde el viento permitió que un área en la que se acumulaba materia orgánica y sedimentos se despejara permitiendo la normal circulación del agua”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *