ESTADO CANONICO DE LOS AUTOPROCLAMADOS OBISPOS DE PIDHIRCI

ESTADO CANONICO DE LOS AUTOPROCLAMADOS OBISPOS DE PIDHIRCI

Ciudad del Vaticano, 29 de marzo de 2012 (VIS).-Publicamos la declaración de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre el estado canónico de los «autoproclamados obispos greco-católicos de Pidhirci», los reverendos Elías A. Dohnal O.S.B.M.; Markian V. Hitiuk O.S.B.M.; Metodej R. Špirik O.S.B.M.; y Robert Oberhauser. El texto, fechado el pasado 22 de febrero, está firmado por el cardenal William Joseph Levada y por el arzobispo Luis F. Ladaria, S.I., respectivamente prefecto y secretario de ese dicasterio.

1) “La Santa Sede ha seguido con profunda preocupación la actividad desarrollada por los reverendos Elías A. Dohnal O.S.B.M.; Markian V. Hitiuk O.S.B.M.; Metodej R. Špirik O.S.B.M.; y Robert Oberhauser, los cuales, expulsados de la Orden Basiliana de San Josafat, se han autoproclamado sucesivamente obispos de la Iglesia greco-católica Ucraniana. Estos clérigos, con su conducta contumaz, continúan desafiando a la autoridad eclesiástica, perjudicando moral y espiritualmente no sólo a la Orden Basiliana de San Josafat y a la Iglesia greco-católica en Ucrania, sino también a esta Sede Apostólica y a toda la Iglesia católica. Todo ello causa división y desconcierto entre los fieles. Estos clérigos, después de dar vida a un grupo de ‘obispos’ de Pidhirci, han intentado recientemente obtener el reconocimiento y el sucesivo registro, por parte de la autoridad civil competente, como ‘Iglesia Ortodoxa Greco-Católica Ucraniana’.”

2) “Desde el comienzo de este triste suceso, representantes de la Iglesia de distintos niveles han intentado en vano disuadirlos de que prosiguieran una serie de comportamientos que podían, entre otras cosas, llevar a engaño a los fieles; algo que ya ha sucedido con un cierto número de ellos”.

3) “La Santa Sede, solícita a la hora de proteger la unidad y la paz del rebaño de Cristo, tenía la esperanza de que dichos clérigos se arrepintieran y regresaran, sucesivamente, a la plena comunión con la Iglesia Católica. Por desgracia, los acontecimientos recientes, -como el fallido intento de registro estatal del grupo de ‘Pidhirci’ con el nombre de ‘Iglesia Ortodoxa Greco-Católica Ucraniana’- han demostrado, en cambio, su contumacia”.

4) ”Por lo tanto, para salvaguardar el bien común de la Iglesia y la ‘salus animarum’, y ya que los autoproclamados ‘obispos’ de Pidhirci no dan ninguna señal de arrepentimiento, sino que siguen creando confusión y desorden en la comunidad de los fieles, en particular calumniando a los representantes de la Santa Sede y de la Iglesia local y afirmando que la Autoridad Suprema de la Iglesia posee la documentación que atestiguaría la plena validez de su ordenación episcopal, la Congregación para la Doctrina de la Fe, aceptando la petición formulada por la Autoridad eclesiástica de la Iglesia greco-católica en Ucrania y por otros dicasterios de la Santa Sede, ha decidido con esta declaración informar a los fieles, especialmente en los países de origen de los clérigos que se han autoproclamado ‘obispos’, sobre su situación canónica actual”.

5) ”Esta congregación, disociándose totalmente de la actuación de los susodichos auto-proclamados ‘obispos’ y de las falsas declaraciones antes mencionadas, declara formalmente que no reconoce la validez de sus ordenaciones episcopales ni de ninguna de las ordenaciones que se deriven o se derivarán de ellas. Asimismo, se hace saber que el estado canónico de los cuatro auto-nombrados ‘obispos’ es el de excomulgados ex canon1459 § 1 del Codex Canonum Ecclesiarum Orientalium (CCEO), ya que, en la sentencia de segunda instancia del Tribunal Ordinario de la Iglesia Mayor Arzobispal Ucraniana del 10 de septiembre 2008, los susodichos fueron declarados culpables de los delitos mencionados en los cánones 1462,1447 y 1452 (CCEO), es decir, de delitos de usurpación ilegal del cargo; de fomentar sedición y odio en contra de algunas jerarquías; y de llamar a los súbditos a la desobediencia, además del delito de dañar la reputación de las personas por medio de declaraciones calumniosas”.

6) ”Se notifica igualmente que la denominación de ‘católica’, utilizada por grupos no reconocidos por la autoridad eclesiástica competente debe considerarse ilegítima y abusiva, ex can.19 (CCEO)”.

7) ”Los fieles, por lo tanto, están llamados a no adherir al mencionado grupo, ya que el mismo está, a todos los efectos canónicos, fuera de la comunión eclesial. También están invitados a rezar por los miembros de dicho grupo para que se arrepientan y regresen a la plena comunión con la Iglesia Católica”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *