ESPASMOS INFANTILES

¿Cuáles son los espasmos infantiles?

Un espasmo infantil (SI) es un tipo específico de ataque visto en un síndrome de epilepsia de la infancia y la niñez conocido como Síndrome de West. Síndrome de West se caracteriza por espasmos infantiles, regresión en el desarrollo, y un patrón específico en la electroencefalografía (EEG) llamado hipsarritmia (ondas caóticas cerebrales). La aparición de los espasmos infantiles está normalmente en el primer año de vida, típicamente entre 4-8 meses. Los ataques consisten principalmente de repente flexión hacia delante del cuerpo con la rigidez de los brazos y las piernas, y algunos niños arquean el lomo medida que se extienden los brazos y las piernas. Espasmos tienden a ocurrir al despertar o después de la alimentación, y a menudo se producen en grupos de hasta 100 espasmos a la vez. Los bebés pueden tener decenas de agrupaciones y varios cientos de espasmos por día. Los espasmos infantiles suelen pasar por cinco años, pero podrán ser sustituidos por otros tipos de convulsiones. Muchos trastornos subyacentes, como la lesión de nacimiento, enfermedades metabólicas y trastornos genéticos pueden dar lugar a espasmos, por lo que es importante identificar la causa subyacente. En algunos niños, no se encuentra una causa.

¿Existe algún tratamiento?

 

El tratamiento con corticosteroides como la prednisona es estándar, aunque los efectos secundarios graves pueden ocurrir. Varios nuevos medicamentos antiepilépticos, como el topiramato puede aliviar algunos síntomas. Algunos niños tienen espasmos como resultado de lesiones cerebrales, y la extirpación quirúrgica de estas lesiones pueden resultar en una mejora.

 

¿Cuál es el pronóstico?

 

El pronóstico para los niños con IS es dependiente de las causas subyacentes de las crisis. El pronóstico intelectual de los niños con IS es generalmente pobre debido a que muchos bebés con IS tienen deterioro neurológico antes de la aparición de los espasmos. Los espasmos suelen desaparecer a mediados de la infancia, pero más de la mitad de los niños con SE desarrollarán otros tipos de convulsiones. Parece que hay una estrecha relación entre IS y síndrome de Lennox-Gastaut, un trastorno epiléptico de la infancia tardía.

 

¿Qué investigación se está haciendo?

 

El NINDS apoya programas amplios y variados de la investigación sobre la epilepsia y otros trastornos convulsivos.Esta investigación está orientada a conocer nuevas formas de prevenir, diagnosticar y tratar estos trastornos y, en última instancia, para encontrar la cura para ellos. Esperemos tratamientos, más efectivos y más seguros, tales como agentes neuroprotectores, será desarrollado para el tratamiento de IS y el síndrome de West.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *