Escáner manual detecta hematomas intracraneales

Un nuevo dispositivo utiliza el cercano infrarrojo (CIR) para penetrar el cráneo y detectar hematomas intracraneales en el sitio de la lesión dentro de la «hora dorada”.

El Infrascanner Modelo 1000 es un pequeño dispositivo portátil, con sondas detectoras inalámbricas situadas sucesivamente en las áreas frontales izquierda y derecha, temporal, parietal, occipital, de la cabeza, para registrar la absorbancia de luz en longitudes de onda seleccionadas. Con base en la tomografía óptica difusa, el dispositivo permite la conversión de los datos diferenciales de luz en el CIR, en resultados de interpretación ya que la mayor concentración local de hemoglobina en los hematomas produce una mayor absorción de luz en el CIR. Analizando las diferentes regiones en el cráneo, los médicos pueden determinar rápidamente si se necesita un seguimiento de tomografía computarizada (TC), ahorrando tiempo crítico.

En estudios clínicos, el dispositivo detectó el 75% de los hematomas intracraneales (confirmado por TC), y también identificó correctamente el 82% de los pacientes que no los tenían. Los profesionales sanitarios pueden combinar los datos de varios exámenes en ciertas áreas de ambos lados del cráneo con otra información clínica para determinar si es necesario un diagnóstico más profundo, como una tomografía computarizada. En todos los casos, el escáner no es un reemplazo para la tomografía computarizada. El Infrascanner modelo 1000 es un producto de Infrascan (Filadelfia, PA, EUA; www.infrascanner.com), y ha sido aprobado por Administración de Alimentos y Medicamentos de los EUA (FDA).

“Mientras que los pacientes con sospecha de lesiones cerebrales habitualmente reciben una tomografía computarizada, este dispositivo portátil ofrece a los médicos de urgencias un mecanismo, no invasivo, para ayudar a evaluar si es necesaria una TC inmediata”, dijo Christy Foreman, directora de la Oficina de Evaluación de Dispositivos del Centro para Dispositivos y Salud Radiológica, de la FDA.

El principio utilizado en la identificación de los hematomas intracraneales es que la sangre extravascular absorbe la luz CIR más que la sangre intravascular, ya que existe una concentración 10 veces mayor de hemoglobina en el hematoma agudo, que en el tejido cerebral normal. La absorbancia comparativa de la luz en el CIR es mayor – y por lo tanto la luz reflejada menos – en la parte del cerebro que contiene el hematoma con respecto al lado sano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *