Entrevista: “el terrorismo islámico y lo sucedido en Rusia a principios de siglo 20, son un mismo fenómeno”.

Entrevista. Para la historiadora Anna Geifman “el terrorismo islámico y lo sucedido en Rusia a principios de siglo 20, son un mismo fenómeno”.

14.11.2012 09:35  |
 En los primeros días de noviembre estuvo de visita en Argentina, la profesora Anna Geifman, historiadora egresada de la Universidad de Harvard. Geifman es especialista en terrorismo, con un interesante enfoque orientado desde la psicología política. Entre sus intereses e investigaciones presenta temas como: Los movimientos revolucionarios rusos; terrorismo y violencia política; historia judía moderna; psico-historia. En una entrevista de la Agencia Judía de Noticias (AJN) Geifman explicó su posición acerca del fenómeno del terrorismo. Según ella, se pueden establecer patrones de comportamiento entre el período pre-revolucionario ruso y el terrorismo actual. “Encuentro ciertos patrones en la tendencia de cómo se desarrolla el fenómeno del terrorismo en relación a la actualidad. Todo el fenómeno que vemos hoy con relación al terrorismo pasó ya en el pasado, en otra cultura totalmente diferente en el siglo XX, en Rusia”, dijo.

Geifman, quien nació en Rusia, Leningrado, se mudó con sus padres en su adolescencia a Boston, Massachusetts, y cursó sus estudios allí. “Hay que entender que todo lo que pasa ahora con el terrorismo está relacionado con lo sucedido en Rusia, en el siglo XX, es un mismo fenómeno”, explicó en un hebreo con un fuerte acento ruso.
Entre las similitudes que Geifman destacó están las acciones contra los civiles. Según ella, los hechos acaecidos a inicios de siglo pasado en Rusia, sientan los precedentes y bases para el terrorismo actual. “Las acciones contra civiles y no contra ministros o funcionarios importantes son patrones en común. En Rusia, a principios de siglo XX comenzaron a matar gente de a montones. Asesinaron 17 mil personas, en el período de 1900 a 1910, antes de Lenin y Stalin. Los socialistas y anarquistas comenzaron a asesinar gente porque sí. Por ejemplo por portar uniformes al ser concebidos como representantes del Estado”, explicó.
La historiadora le da un abordaje psicológico al explicar que esto es conocido en psicología como “objetivos simbólicos”. “Al ser concebidos como representantes del Estado”, indicó. Según dijo “es lo que pasó por ejemplo en Alemania, mataban gente no por lo que hacían, sino por pertenecer a un pueblo. Los objetivos simbólicos comenzaron en Rusia antes de la Revolución, siguieron en la Alemania nazi y actualmente lo vemos en las acciones terroristas”.
Geifman aportó datos y hechos por demás importantes durante en la entrevista, y a modo de reforzar su posición. Según afirmó el uso de terroristas que “la gente piensa que empezó en los años 80, empezó 100 años atrás en Rusia, cuando mandaban niños. Incluso hay un antecedente al 11 de setiembre del 2001. En 1906 tomaron un avión, colocaron explosivos y tenían como objetivo explotarse contra una vivienda dónde vivía el Zar Nicólas”. “Tenemos que entender que estamos enfrentando un mismo fenómeno, no importa si son los rusos, socialistas, nazis, Hamas o los Hermanos Musulmanes”, puntualizó.
Según la definición de la Real Academia Española, el terrorismo es definido bajo la dominación por el terror o como una sucesión de actos de violencia ejecutados para infundir terror. Geifman explicó que “el gran objetivo del terrorismo es justamente aterrorizar, causar miedo”. “En setiembre del 2001, lograron su cometido de hacer un mega-atentado, pero necesitan seguir para causar más daño. Desde el 11 de setiembre que ellos piensan cómo hacer más daño”, añadió. Luego se preguntó: “¿Cuál fue la primera acción terrorista de magnitud luego del 9 de setiembre? En Rusia cuando secuestraron niños en un colegio. Ellos hicieron un Aushwitz local, secuestraron niños durante 3 días, los tuvieron sin darles agua ni comida y con mucho calor. Los niños estaban ahí sin ropas y cuando comenzaron a escapar de los terroristas, éstos comenzaron a dispararles desde la terraza, tal como en la Shoá”, explicó.
Además contó que tuvo acceso a la agenda del primer médico que entró en esa ocasión a la escena y contó sus observaciones “leí la agenda del primer médico que entró, lo que vi y se hizo un Auscwitz pequeño, y lo que observé es que hicieron lo mismo que hacían los nazis antes de matar a la gente, exactamente los mismos patrones o metodologías. Sin razón alguna, solo para matarlos. Desde el 11 de setiembre, el objetivo de los terroristas son los niños, las familias. Esto lo vemos en el caso Itamar, Tolousse. Ocasiones donde hay concentraciones de niños, familias, ellos atacan”.
Además destacó que “desde el siglo XX hasta la actualidad, los terroristas siempre están en contacto con criminales comunes y han reclutado en sus filas personas pertenecientes a ese mundo”. “Esto es un fenómenos global. Por ejemplo los nazis hicieron sistemas de reclutamiento de delincuentes comunes. En el Continente americano este fenómeno se dan en las relaciones que tienen muchos grupos terroristas con carteles de la droga”, especificó.
Sobre la situación actual de América Latina opinó que está en una situación vulnerable. “Es muy peligrosa la situación de América Latina si los gobiernos empiezan a desarrollar relaciones más fuertes con Irán. Como consecuencia Irán influirá en lo que pasa en la región”, como ejemplo citó el caso de “Venezuela”.
Respecto del “por qué” las relaciones entre países del continente y países que patrocinan el terrorismo, aseguró que “no creo que sea una cuestión de ingenuidad. Los gobiernos saben lo que pasa con Irán”. “¿Cómo un presidente de un Estado puede ser ingenuo?”, se preguntó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *