ENFERMEDADES TROPICALES SON AGENDA INCONCLUSA EN LA REGION, SEGÚN O

Las enfermedades tropicales que tienen mayor impacto en la salud pública, como el dengue, Chagas, Leishmaniasis o cólera, constituyen parte de la agenda inconclusa en la región americana, afirmó la directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), Mirta Roses.

Durante el seminario que precedió a la creación del Instituto Nacional de Medicina Tropical, que funcionará en la Triple Frontera, Roses trazó el panorama actual de las llamadas en general «enfermedades infecciosas», que contabilizan además al paludismo, lepra, Helmintiasis, fiebre amarilla, leptospirosis y esquisotomiasis.

La enfermedad de Chagas afecta a 8 millones de personas en el continente americano y cada año se reportan unos 41 mil nuevos casos; hemos alcanzado la interrupción de la transmisión vectorial doméstica, a través de la vinchuca, en 10 países de la región y 18 países hacen tamizaje de la enfermedad en bancos de sangre, informó la funcionaria de la OPS.

El dengue, causado por un virus transmitido por el mosquito Aedes aegypti, sigue en expansión pese a los esfuerzos que hacen la mayoría de los países, y se va haciendo progresivamente endémico en el continente, planteó.

Los datos preliminares de 2010 reportan más de 1.800.000 casos, con casi 50 mil graves y más de mil muertes, en tanto Perú y Bolivia experimentan brotes serios y Brasil prevé este año alto riesgo en la mayoría de sus estados.

Roses dijo que Argentina viene identificando y aplicando estrategias exitosas, utilizando nuevas herramientas, aumentando la coordinación intersectorial y la gestión integrada para limitar el dengue.

El área de riesgo de la fiebre amarilla viene expandiéndose progresivamente, y el brote de 2008-2009 que afectó a Brasil, Paraguay y Argentina alertó sobre la amenaza constante de reurbanización de la enfermedad.

La malaria, focalizada en la selva Amazónica de Brasil, Venezuela, Colombia, Perú, Guyana y Bolivia, verificó una reducción de 70% de mortalidad desde el 2000 en 18 países de los 21 considerados endémicos, y podría eliminarse en el corto plazo en Argentina y Paraguay.

Con excepción de Chile y Uruguay, la Leishmaniasis -enfermedad parasitaria transmitida por insectos voladores flebótomos- va expandiendo su área de riesgo a toda América Latina, con Brasil y Colombia encabezando el mayor número de casos tanto en la forma cutáneo-mucosa como en la visceral.

En la región se trabaja desde hace años para el control de la lepra, enfermedad crónica causada por un bacilo y endémica en 27 de los 35 países americanos, con 40 mil casos anuales incluida Argentina, que todavía tiene 12 provincias endémicas, dos con prevalencia superior a un caso por 10 mil, lo que requiere que el país se comprometa para eliminarla hacia 2015, dijo Roses.

La Helmintiasis -parasitaria que produce lombrices instestinales, solitarias o gusanos redondos- fue definida por la funcionaria como uno de los problemas más angustiante por su relación con la situación de pobreza de la gente.

Prevalece en todos los países de la región y presenta un riesgo para al menos 13 millones de pre-escolares y 33 millones de escolares.

La Esquistosomiasis -parasitaria que se transmite por contacto con aguas infestadas- tiene focos en 4 países (Brasil, Surinam, Venezuela y Santa Lucia, con 25 millones de personas en riesgo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *