Enfermedad de suero

Enfermedad del suero es una reacción similar a una alergia. Específicamente, es una reacción del sistema inmunitario a ciertos medicamentos, a proteínas inyectadas empleadas para tratar afecciones inmunitarias o al antisuero, la parte líquida de la sangre que contiene anticuerpos que ayudan a proteger contra sustancias tóxicas o infecciosas.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El plasma es la porción líquida de la sangre. No contiene células sanguíneas, pero sí muchas proteínas, incluyendo anticuerpos, que se forman como parte de la respuesta inmunitaria para proteger contra infección.

El antisuero se produce a partir del plasma de una persona o animal que tenga inmunidad contra una infección o sustancia tóxica particular. El antisuero se puede utilizar para proteger a una persona que ha estado expuesta a un microorganismo potencialmente peligroso contra el cual la persona no ha sido vacunada. Por ejemplo, usted puede recibir un cierto tipo de inyección de antisuero si ha estado expuesta al tétanos y la rabia. Esto se denomina inmunización pasiva y le da a usted protección inmediata, aunque temporal, mientras su cuerpo desarrolla una respuesta inmunitaria activa contra la toxina o el microorganismo.

Durante la enfermedad del suero, el sistema inmunitario identifica erróneamente una proteína en el antisuero como una sustancia potencialmente dañina (antígeno). El resultado es una respuesta del sistema inmunitario defectuosa que ataca el antisuero. Los elementos del sistema inmunitario y el antisuero se combinan para formar complejos inmunitarios, los cuales causan inflamación y otros síntomas.

Ciertos medicamentos, como penicilina, cefaclor y sulfamidas, pueden causar una reacción similar. A diferencia de otras alergias a medicamentos, que ocurren muy rápido después de recibir el medicamento de nuevo, la enfermedad del suero se desarrolla entre 7 y 21 días después de la primera exposición a un medicamento.

Las proteínas inyectadas, como el concentrado de globulinas antitimocíticas (usado para tratar un rechazo a un trasplante) y rituximab (empleada para tratar trastornos inmunitarios y cánceres), causan reacciones de la enfermedad del suero.

Los hemoderivados también pueden causar la enfermedad del suero.

Los síntomas

  • Fiebre
  • Indisposición general
  • Urticaria
  • Picazón
  • Dolor articular
  • Erupción cutánea
  • Ganglios linfáticos inflamados

Nota: los síntomas generalmente no se desarrollan hasta 7 a 21 días después de la primera dosis de antisuero o exposición al medicamento. Sin embargo, algunas personas pueden desarrollar síntomas en 1 a 3 días si han estado previamente expuestas a la sustancia.

Signos y exámenes

Los ganglios linfáticos pueden estar inflamados y sensibles al tacto. La orina puede contener sangre o proteína. Los exámenes de sangre pueden mostrar complejos inmunitarios o signos de inflamación de los vasos sanguíneos.

El tratamiento

Las cremas o ungüentos con corticosteroides u otros medicamentos calmantes para la piel pueden aliviar la molestia causada por la picazón y la erupción cutánea.

Los antihistamínicos pueden acortar la duración de la enfermedad y ayudar a aliviar la erupción y la picazón.

Los antinflamatorios no esteroides (AINES), como ibuprofeno y naproxeno, pueden aliviar el dolor articular. Asimismo, se pueden prescribir corticosteroides orales, como la prednisona, para casos graves.

Se deben suspender los medicamentos causantes del problema y evitar en lo sucesivo el uso del medicamento o del antisuero.

Expectativas (pronóstico)

Los síntomas generalmente desaparecen en cuestión de unos pocos días.

Complicaciones

Si el fármaco o antisuero que causó la enfermedad del suero se utiliza de nuevo en el futuro, el riesgo de tener otra reacción similar es bastante alto.

Las complicaciones abarcan:

  • Shock anafiláctico, una reacción inmediata y potencialmente mortal
  • Inflamación de los vasos sanguíneos
  • Hinchazón de la cara, los brazos y las piernas

Situaciones que requieren un especialista médico

Consulte con el médico si le han administrado un medicamento o antisuero durante las últimas cuatro semanas y aparecen síntomas de la enfermedad del suero.

Prevención

No hay manera conocida de prevenir el desarrollo de la enfermedad del suero.

Las personas que han experimentado la enfermedad del suero, shock anafiláctico o alergia a un medicamento deben evitar el uso futuro del antisuero o el medicamento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *