Enfermedad de Hashimoto

Qué es la enfermedad de Hashimoto?

La enfermedad de Hashimoto es un problema en la glándula tiroides. La glándula tiroides está ubicada en la parte frontal del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Produce las hormonas que controlan el metabolismo, el ritmo de los procesos del cuerpo. El metabolismo incluye factores como su frecuencia cardíaca y la rapidez con la que quema calorías. Cuando tiene la enfermedad de Hashimoto, el sistema inmunitario comienza a atacar la glándula tiroides y hace que esta se hinche y se irrite. Cuando sucede esto, la tiroides no puede producir hormonas como lo hace normalmente.

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Hashimoto?

Muchas personas que tienen la enfermedad de Hashimoto no tienen ningún síntoma. La enfermedad avanza con el tiempo y los síntomas son similares a los del hipotiroidismo (enfermedad de tiroides hipoactiva). Esto se debe a que el ataque en la tiroides hace que la glándula produzca menos hormonas. Los síntomas de la enfermedad de Hashimoto incluyen:

  • Fatiga.
  • Aumento de peso inesperado.
  • Aumento de la sensibilidad al frío.
  • Dolores musculares, retortijones, sensibilidad o rigidez.
  • Dolor, rigidez o hinchazón en las articulaciones.
  • Piel pálida y seca.
  • Cara hinchada.
  • Voz ronca.
  • Estreñimiento.
  • En las mujeres, periodos menstruales más abundantes que lo normal.
  • Nivel elevado de colesterol en la sangre.
  • Depresión.
  • Agrandamiento visible de la tiroides.
  • Olvidos.
  • ¿Cómo se trata la enfermedad de Hashimoto?

    La enfermedad de Hashimoto no tiene cura. Sin embargo, su médico puede tratar el funcionamiento deficiente de la tiroides, a fin de minimizar cualquier efecto a largo plazo.

    El tratamiento para la enfermedad de Hashimoto es la administración diaria de una hormona tiroidea sintética en forma de píldora. Este medicamento regulará los niveles hormonales y hará que su metabolismo vuelva a la normalidad. También reducirá el colesterol de la lipoproteína de baja densidad (LDL, por sus siglas en inglés) y es posible que ayude a revertir el aumento de peso. El medicamento para la tiroides puede reemplazar las hormonas que, por lo general, produce la glándula tiroides. El tiempo durante el cual debe tomar el medicamento dependerá de los resultados de sus análisis de sangre. Para la mayoría de las personas, tomar un medicamento de hormona tiroidea no provoca ningún problema.

    Tomar su medicamento para la tiroides y realizarse análisis de sangre regulares para determinar cómo está funcionando la glándula tiroides pueden ayudar a prevenir los síntomas. Algunos medicamentos, suplementos y alimentos pueden afectar la capacidad del cuerpo de absorber la hormona tiroidea sintética. Informe a su médico si come grandes cantidades de productos de soya, sigue una dieta alta en fibra o toma otros medicamentos, por ejemplo, suplementos de hierro, suplementos de calcio, colestiramina o hidróxido de aluminio (que se encuentran en algunos antiácidos).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *