Enfermedad celíaca y su adecuación alimentaria

La enfermedad celíaca es una alteración estructural del intestino delgado que está causada por la intolerancia a una proteína llamada gluten, concretamente a uno de sus componentes, la gliadina.

Símbolo impreso a envases de productos aptos para ser consumidos por quienes padecen enfermedad celíaca
Está relacionada con defectos enzimáticos o reacciones de anticuerpo/s.
Se manifiesta en individuos predispuestos genéticamente, es decir que existe una incidencia familiar en desarrollar la enfermedad. Se encuentra en los genes que codifican las moléculas HLA del cromosoma 6.
La enfermedad celíaca también es denominada esprúe celíaco, esprúe no tropical o enteropatía por gluten.
Se caracteriza por:

Mala absorción de nutrientes: lípidos, glúcidos, prótidos, vitaminas y minerales.
Atrofia de las vellosidades del intestino delgado
Mejoría en la supresión del gluten en los alimentos

El factor hereditario es importante para el desarrollo de esta enfermedad. En el caso que algún miembro de familia presente esta enfermedad debe tenerse en cuenta la realización de pruebas de diagnóstico al resto de los integrantes de la familia evitando así riesgos innecesarios para la salud.
La gliadina, presente en el trigo, avena, cebada y centeno, destruye las vellosidades que recubren el intestino. Al estar la vellosidad dañada, está totalmente afectada la capacidad del intestino para absorber los nutrientes. Esto termina siendo un problema de malnutrición debido a la carencia de vitaminas, minerales y calorías que presenta la persona celíaca a pesar de llevar una alimentación adecuada.

Por esto, la enfermedad altera al proceso digestivo de absorción, y así existen deficiencias nutricionales, con la posterior pérdida de peso.

Suele aparecer durante los primeros meses de vida, alrededor de los 6-12 meses durante la ablactación, es decir cuando se comienza a administrar alimentos (cereales) diferentes a la leche. Cuando esto ocurre se debe suspender la toma de leche, ya que con la enfermedad celíaca, puede desarrollarse una intolerancia a la lactosa.
También puede presentarse en la edad adulta alrededor de los 30 y 40 años, siendo una enfermedad crónica, que cuando no es bien llevada o no es bien diagnosticada, puede terminar con un gran número de complicaciones llegando, incluso, a ser fatal.

Algunos de sus síntomas pueden ser:

diarrea esteatorreica (deposiciones exageradas, muy olorosas y de color amarillentas) como consecuencia de la mala absorción de grasas.
pérdida de peso,
anemia (ferropénica y megaloblástica),
náuseas,
inflamación intestinal,
trastornos en el carácter, irritabilidad, depresión y ansiedad,
pérdida de la masa muscular,
calambres musculares,
en los bebes puede presentarse un picor intenso en la piel con enrojecimiento (dermatitis herpetiforme) y úlceras bucales.
alteraciones óseas (osteomalacia ,osteoporosis, fracturas),
piel flácida y seca,
disminución de la cicatrización,
ulceraciones en lengua y boca,
alteraciones del esmalte dental

Enfermedades asociadas a la enfermedad celíaca
Existen enfermedades que se manifiestan junto con la enfermedad celiaca, a veces preceden a la misma o se pueden dar luego de las primeras manifestaciones.

Diabetes Mellitus tipo I (DMI)
Demartitis herpetiforme
Intolerancia a la lactosa
Déficit selectivo de Ig A
Enfermedades tiroides
Enfermedades hepáticas
Síndrome de Down
Otras: Enfermedad inflamatoria intestinal, Síndrome de Sjogren, Lupus Eritematoso sistémico, Enfermedad de Addison. Artritis reumatoide, Alopecia. Vitiligo, Psoriasis.

Tratamiento
Su tratamiento radica fundamentalmente en una dieta sin gluten, baja en grasas pero rica en otras proteínas, vitaminas y minerales.
Al realizar una dieta adecuada se mejoran los síntomas aunque el organismo tarda cierto tiempo en recuperar su estado normal.
La mayoría de las veces se recae con estadíos agudos presentando un mal estado general. Luego comienzan a darse con menor frecuencia hasta desaparecer y no vuelven a repetirse.
Recomendaciones básicas para la dieta
Debe ser alta en calorías y proteínas pero reducida en grasas
Debe contener frutas, verduras, sus zumos y legumbres.
Leer atentamente las etiquetas de los alimentos. En la lista de ingredientes no debe figurar el gluten, o directamente debe estar escrito «libre de gluten».
Excluir absolutamente el gluten contenido en alimentos como el trigo, la avena, la cebada (malta) y el centeno, y todos aquellos derivados que los contengan.
Consumir arroz y maíz, como así sus harinas y féculas.
Consumir patata y soja.
Consumir frutos secos agrega muchas calorías y nutrientes de alta calidad.
Incluir la miel y melazas ya que aportan calorías y vitaminas del complejo B.
consumir proteínas de alto valor biológico, como los huevos y las carnes.
Incluir pescado blanco.
Consumir lácteos y todos sus derivados, especialmente el yogur. Este derivado lácteo restablece la flora intestinal la cual produce un tipo de vitamina K. Ante la enfermedad celíaca, la carencia de esta vitamina es notable lo cual genera una falta de los factores de coagulación (hipoprotrombinemia).
Si se dan períodos de diarrea, se debe consumir leche sin lactoasa, yogures desnatados y quesos de poca maduración y bajos en grasas.
Tomar aceites: aportan ácidos grasos esenciales.
Consumir mantequillas: aportan proteínas y vitamina A y vitamina D
Sólo ingerir levadura sin gluten.
Se deben tomar alimentos que aporten vitaminas ya que en esta patología, la absorción de nutrientes se ve notoriamente afectada.
No incluir las fuentes ocultas de gluten como ser: la proteína vegetal hidrogenada, y la proteína vegetal texturizada, alimentos con almidón modificado, algunas salsas a base de soja, aditivos, y saborizantes naturales.
Los alimentos que quedan absolutamente prohibidos son:

todo alimento y subproducto que contenga trigo, avena cebada o centeno
pan, bizcotes, galletas o pastas
productos de pastelería, amasados, bollería, chocolates y helados
productos en conserva
salsas comerciales
embutidos
maltas y cervezas
sopas, flanes y natillas.
Los alimentos permitidos que no contienen gluten son:

todo tipo de carnes
leche y derivados: queso, requesón, nata, yogures naturales, cuajada
pescados y mariscos
huevos
frutas
verdura, hortalizas, tubérculos
arroz, maíz, tapioca y sus derivados
azúcar y miel
todo tipo de legumbres
aceites y mantequillas
frutos secos naturales

Métodos para diagnosticar la enfermedad:

El más importante es la Biopsia de Yeyuno: muestra vellosidades intestinales planas. Es el diagnóstico de certeza.
Pruebas serológicas: ver anticuerpos en sangre:antigliadina (AAG-IgA y AAG-IgG), antireticulina (AAR), antiendomisio (AAE), antitransglutaminasa
Análisis de sangre: puede presentarse anemia, aumento de plaquetas y leucocitos, coagulopatías, elevación de la fosfatasa alcalina, disminución de albúmina sérica, elevación de ALAT y ASAT (enzimas hepáticas), disminución de LDL y HDL.

Estudios que demuestren malabsorción
Prueba de carga de grasa de Van de Kamer: se determina la cantidad de grasa presente en las heces. Durante 3 días consecutivos previo al examen se debe consumir una dieta rica en grasas (aproximadamente 100 gr.). Se deben recoger las heces durante estos días y se envía al laboratorio. Allí se determina el contenido de ácidos grasos presente en la materia fecal. Se considera normal valores ácidos grasos de 6-7 gr. al día .En la enfermedad celíaca estos valores son superiores indicando esteatorrea.
Pruebas de D-xilosa
la D-Xilosa es un monosacárido (pentosa) que no requiere digestión absorbiéndose totalmente en el intestino (duodeno y yeyuno). Sirve para evaluar la absorción de carbohidratos. Se administra 25 gr. de D-Xilosa diluída en 250 cc de agua por vía oral luego de 12 horas de ayuno. Se recolecta orina durante 5 horas posteriores a la ingesta. El paciente debe ingerir líquidos a fin de obtener un volumen de orina adecuado. Se toman muestras de sangre l a los 60 y 120 minutos de ingerida. Los valores normales son más de 30 mg/dl de D-xilosa en sangre. En la enfermedad celíaca los valores son entre 10-15mg/dl. Los valores en orina son anormales si son menores a 5gr (16 % de la excreción)
Prueba de Schilling:sirve para determinar la malabsorción de vitamina B12. se administra por vía oral la vitamina B12 con su átomo de cobalto marcado y luego por vía parenteral (se inyecta) vitamina B12 sin marcar. Se determina la cantidad de vitamina marcada que es excretado pro orina durante las primeras 24 horas. Si es menor al 8 % confirma malabsorción.

Otros estudios:
Prueba de tolerancia a la lactosa
Dosaje de demás nutrientes: calcio, ácido fólico, hierro, vitamina B12, fósforo, etc.
Radiografía simple de abdomen: se ve distensión de las asas intestinales (intestino delgado)
Tránsito intestinal con bario: revela asas intestinales totalmente llenas con desaparición de los pliegues
Para concluir es importante aclarar que la dieta de un enfermo celíaco debe ser para toda la vida, para así mejorar y reducir los síntomas y mantener un buen estado de salud en general.

Páginas web de asociaciones y organizaciones de ayuda al celíaco en diferentes paises:

España – FACE Federación de Asociaciones Celíacos de España
España – SMAP. CELÍACS DE CATALUNYA – Celíacos de Cataluña
España – ASOCEPA – Asociación de celíacos de la prov. de Las Palmas
México – Asistencia al celíaco de México
Argentina – ACELA – Asistencia al Celíaco de la Argentina
Argentina – Asociación Celíaca Argentina
USA – CSA – Celiac Sprue Association
Chile – COACEL – Corporación de Apoyo al Celíaco
Uruguay – ACELU – Asociación Celíaca del Uruguay
Canada – Canadian Celiac Association – L’Association Canadienne de la Maladie Coeliaque
Canada – Fondation Québécoise de la Maladie Coeliaque

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *