Energía positiva

Pionero en el arte de combinar formulaciones mántricas en sus idiomas originales con arreglos electrónicos, aires pop y recursos étnicos de ese inabarcable territorio que se ha dado en denominar «world music», el proyecto Indra tendrá esta noche su debut platense. El escenario del Teatro Café Concert, en 43 entre 7 y 8, albergará desde las 20,30 la presentación de «The Joy of Mantras», definido por sus protagonistas como «un viaje al corazón a través de la música».

Sin etiquetas a la vista -ese juego en el que podríamos hablar de «trip-Om» o «ambient-sánscrito»-, el cantante y guitarrista Ignacio Escribano, la vocalista y tecladista Bernardette Ben, el multiinstrumentista César Franov -bajo, teclados y programaciones- y el corista Fini Hernández hacen lo suyo con el objetivo de entretener y generar conciencia, en sus propios términos: encuentros libres de humo, drogas y alcohol, orientados a elevar los espíritus de todas las edades.

Líder y mentor de Indra, Escribano se sumergió en la filosofía oriental a inicios de 2001, luego de tomar su primer curso de respiración y meditación. Un año después, su maestro Sri Sri Ravi Shankar -fundador de «El arte de vivir»- lo invitó a la India, donde recopiló mantras y bhajans de primera mano y fue macerando la idea de traducirlos en términos, si se quiere, cancioneros.

«Por el sendero» (2005, selección de temas del folklore argentino) y «Niranjana» (2008, fusión global), fueron los registros en plan solista que precedieron al nacimiento de Indra, en 2010 y nuevamente con Shankar como principal inspirador. «Sentí la necesidad de crear algo que trascendiera lo que había hecho hasta entonces» recuerda Escribano: «y me propuse no parar hasta que los mantras suenen en las radios y cuando suba a un colectivo quien lo maneja esté cantando, con una sonrisa, ‘Om Namah Shivaya'».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *