EN BELÉN

Salvador mío, ponemos todo nuestro corazón en seguirte, en temerte y en buscar Tu Faz una vez más. ¡No nos dejes en la confusión! 1

-Tened Mi Paz. Complacedme y decid estas palabras:

Jesús mi único amor,
Jesús mi inspiración,
compañero de mi alma.
Jesús,
sólo Tú eres mi copa,
mi bebida, mi bendición.
Escóndeme en el centro de Tu Corazón
hasta que la muerte me libere en el cielo.
Guardián de mi alma,
estate conmigo dondequiera que vaya.
Amén. 

Dejad que este sea vuestro tema. Os bendigo una y otra vez. El amor está con vosotros. ¿Nosotros? Ic.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *