Emociones morales, una batería para su medición

El estudio experimental de la emoción requiere de estímulos que evoquen en forma confiable reacciones psicológicas y fisiológicas que varíen sistemáticamente sobre un rango de emociones de acuerdo con dimensiones de valencia (agradable- desagradable), activación (excitado o calmado) y dominancia ( alta y baja) (Lang y col. 2001). Se han utilizado diferentes estímulos que provoquen emociones mediante diferentes modalidades como la visual (fotografías, caras, palabras), auditiva (sonidos, palabras, música), táctil (choques eléctricos), olfativa (aromas) y gustativa (sabores, alimentos). Los correlatos neurales de las emociones básicas han sido investigados, pero la organización neural de las “emociones morales” en el cerebro humano se encuentra en exploración. Se obtuvo un grupo de estímulos (278 fotografías) y se caracterizaron en términos de valencia afectiva, activación, dominancia y contenido moral en una población mexicana. Las fotografías representan escenas desagradables con contenido moral (escenas de guerra, asaltos físicos, etc.), escenas desagradables sin connotación moral (tumores, cuerpos mutilados), y escenas neutrales (picaportes, teclados, etc). Los sujetos calificaron cada fotografía de acuerdo con su valencia, nivel de activación, dominancia, contenido moral y dificultad de juicio. Se empleó una versión modificada del Sistema de Evaluación no verbal (SAM) (Lang 1980). Se presentan los datos normativos obtenidos en población mexicana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *