Emirato de Diriyah

El Emirato de Diriyah, también conocido como Primer Estado saudí (en árabe: الدولة السعودية الأولى)1 fue un reino árabe de la Casa de Saud, que entre 1744 y 1818, cuando se cayó al fin de la Guerra Otomana–Wahhabi, había conseguido el control de la mayor parte de la península arábiga. Nació en el año 1744 (1157 AH, anno hegirae), cuando el emir de DiriyahMuhammad bin Saud (llamado «Ibn Saud») concluyó un pacto con el imam Muhammad ibn Abd-al-Wahhab (llamado «Ibn Abd al-Wahhab») para promover la doctrina de éste, el wahhabismo, que tenía como objetivo volver al Islam original, y unir de nuevo a las tribus nómadas de Arabia.2 3 El matrimonio entre el hijo de Saud, Abdul Aziz Ibn Mohammed Ibn Saud, y la hija del imam ayudó a sellar el pacto entre sus familias.

Esa soberanía política y religiosa quiso purgar Arabia de prácticas heréticas y desviaciones de Islam ortodoxo como ellos lo entendían. Ese esfuerzo conjunto fue visto por los wahhabíes como la restauración de la creencia básica en el Tawhid, y muchos salafistas mantienen que marcó el comienzo del más amplio movimiento revivalista salafista.[cita requerida] Prácticas como ofrecer oraciones a figuras santas o las peregrinaciones a tumbas y mezquitas especiales, o a árboles, cuevas y piedras venerables, fueron suprimidas bajo su gobierno4 y desde el establecimiento de ese Primer Estado saudí, ninguna de estas prácticas ha sido observada de nuevo en Arabia Saudita. En 1744, tanto Muhammad bin Abd Al-Wahhab como Muhammad bin Saud hicieron un juramento para lograr su objetivo.

El nuevo estado se extendió gradualmente a una gran parte de la península arábiga, pero fue destruido por tropas del Imperio otomano lideradas por Ibrahim bajá en 1818.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *