El tiburón, el depredador del Ártico

El tiburón de Groenlandia (microcefalia Somniosus) fue considerado durante mucho tiempo como un sepulturero del Ártico. Pero el equilibrio de poder en el Ártico ha cambiado. Ahora está claro: el gran pez de siete metros de largo es un depredador inteligente.

Tiburón de Groenlandia

Más fotografías

Fotografías de los animales polares

El oso polar, el rey del Ártico, tiene un nuevo rival en la lucha por el trono: el tiburón de Groenlandia (microcefalia Somniosus). Este gran pez ha surgido de las profundidades marinasdel océano Ártico y los informes realizados en el Polo Norte confirman su liderazgo. Con sus siete metros de largo, este gran pez es un cazador-recolector y depredador-carroñero, al mismo tiempo. Se come cualquier cosa que se cruza en su camino. Incluso al rey, el oso polar.

Un biólogo marino noruego pone sobre la mesa la nuevas relaciones de poder en el Ártico. Tras una autopsia de este tiburón se encontró en el estómago una mandíbula de un oso polar (Ursus maritimus). Hasta este descubrimiento, los investigadores habían asumido que el oso sería el ganador indiscutible de la cadena alimentaria del Ártico, pero todo apunta con los varios ataques de orcas que el pez gigante lidera la lista.

La dieta del tiburón: focas, osos polares y una pierna humana…

Este tiburón se ha considerado siempre lento, un poco estúpido y recolectores de residuos que se alojan en el fondo del mar. Allá abajo, a unos 2.200 metros de profundidad, los científicos poco pueden investigar. Sin embargo, una bióloga marina estadounidense hace algunos años registró los movimientos de la natación de lostiburones y las focas anilladas. Y se pudo confirmar por el número de restos de cadáveres de focas que éstas eran la única fuente de alimento de los tiburones.

Silencioso, lento, casi inmóvil, el tiburón del Ártico se deslizan por el agua. ¿Cómo entonces puede cazar? Nadie sabe. Pero, ¿qué caza este tiburón además de focas? El pez gigante siempre tendrá una dieta variada con carne fresca y semi-cadáveres descompuestos de halibut, salmón, arenque y otras especies de tiburones, narvales, belugas, focas y otros mamíferos. Y hasta restos de caballos y perros se hayan en los estómagos de los tiburones.

El tiburón: ¿sepulturero y cazador peligroso?

Quizá lo más curioso de esta investigación por la entrañas, y nunca mejor dicho, de los animales del Ártico ha sido el hallazgo de una pierna humana descubierta en 1859. Los ataques a humanos son poco conocidos. En 1940, sin embargo, un director de juego ha visto bajo el hielo del río San Lorenzo, una este tiburón. El animalsiguió al hombre bajo el hielo, ya que estaba cazando una foca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *